significantive.com

INICIO
FRONT

 

   Esta página ha crecido tanto que os servirá para poner a prueba vuestras conexiones y la capacidad de proceso de los equipos; aparte de poder disfrutar de toda su belleza. Definitivamente Google Chrome es incapaz de visualizarla en un equipo Intel(R) Core(TM)2 CPU; 6600 @2.40GHz ; 2.39 GHz, 3.24 GB of RAM (creo que es el máximo direccionable por Windows XP). No he probado Windows 7, 10, ni otros sistemas operativos como Mac, Linux. Firefox y Opera la visualizan. Bien es verdad que Google ha dejado de actualizar Chrome para XP; y acabo de ser notificado de que Firefox también. Chrome desde siempre ha consumido muchos recursos para lograr rapidez de proceso. Supongo que en los dispositivos móviles lo hará a costa de la batería. La parte de proceso más lento de este fichero está al principio pues los servidores de algunos enlaces ("to give credit where the credit is due") tardan en responder; después las imágenes se desplazan más fluidas. Cuando vaya a Akihabara probaré equipos más potentes. También iré metiendo etiquetas encima o debajo de las fotos para facilitar la búsqueda, y ordenaré un poco la página. Sé, desde luego, que es una bellísima pasada.  

Sigue creciendo: hoy, 19 de julio de 2017, de madrugada, presenta más de 2.600 imágenes de alta definición (1280 x 1024 pixeles), y calidad artística original en un simple archivo. El reto para Google Chrome, Microsoft Edge, Firefox, etc. es presentarlas sin vacilar pues para eso disponen de los mejores programadores y mentes preclaras del planeta. ¿Dónde está el límite? Esa es una cuestión que se presta a especulación (últimamente me da por los pareados). 

     

  Microsoft's Edge is over the cliff's edge. On a 32-bit Windows 10 with 3.24 GB of RAM (seems to be the maximum usable on a 32-bit system) which I'm testing, after displaying just a few images at the beginning of this page, it badly crashes.
On the other hand Google's Chrome on Windows 10 has passed the test rather easily. It displays the page to the end at fast scrolling speed without crashing. The version that runs on Windows XP is unable to reach the finish line, it crashes somewhere on the middle. Opera on Windows 10 crashes as well. Firefox finishes but is a bit slow.

 

兼ねる [かねる] en japonés significa "desempeñar dos o más funciones o papeles simultáneamente". Eso es precisamente lo que el servidor (un PC Dell) de casa está haciendo, sirviéndonos como servidor, y sirviéndome a mí como calentador. Como el maestro está desempleado imagino que no tiene alternativa.

兼ねる [かねる] in Japanese means "to serve two or more functions or roles simultaneously." That's precisely what the server (a Dell PC) at my home is doing, serving us as a server, and serving me as a heater. Since the master is unemployed I guess it has no choice.

Cervantes Gakuin

Arturo será tu mejor profe de castellano (de Salamanca, la blanca)
cervantesgakuin@gmail.com 044-853-1548; 090-6504-7221

スペイン語クラス  cervantesgakuin.pdf (ちらし; leaflet; folleto)  significantive@gmail.com

2160033 川崎市宮前区宮崎3126505宮崎台レジデンス
東急田園都市線の宮崎台駅から歩いて3分
http://cervantesgakuin.com/japanese/index.html

 14-V-2017 Fui a Akihabara y me encontré con un gran número de mikoshi 神興 (santuarios  portátiles) en las calles. Se celebraba el Kanda Myojin Festival. Un desconocido me preguntó de dónde era y se ofreció a hacerme una foto vistiendo su happi 法被.

 VIII-2017 Fui a Saldeana (mi aldea en Salamanca). Mía, la perrita familiar, nos acompañó a la Vega. Un poco celosilla, les plantó cara a las vacas, para finalmente, y para nuestro alivio, batirse en retirada ... .  

 

    https://www.youtube.com/watch?v=0BWDlh7w6Pk&feature=youtu.be   Mi padre siempre crió moruchas.  

 El terremoto de Lisboa de 1755 no sólo afectó a la Catedral.

  Uno, tras treinta y tantos años en Japón, y 65 recién cumplidos, está curado de espantos sísmicos. 

 

 

REYNANDO PHELIPE V EL ANIMOSO LA M.N. Y M.L. CIUDAD DE SALAMANCA EMPEZÓ ESTA OBRA A 10 DE MAYO DEL AÑO 1729, SIENDO CORREGIDOR EL SEÑOR D. RODRIGO CAVALLERO Y LLANES, YNTENDENTE GENERAL DE CASTILLA, POR SUS DIPUTADOS LOS SEÑORES D. JUAN DE BARRIENTOS Y SOLÍS, D. FRANCISCO HONORATO Y SAN MIGUEL, D. JOSEPH DEL CASTILLO, CONDE DE FRANCOS, D. JUAN GUTIÉRREZ Y D. FRANCISCO DE SORIA, Y SE CONCLUYERON LAS DOCE CASAS DE ESTA LÍNEA LLAMADA PAVELLÓN REAL EL DÍA 3 DE MARZO AÑO DE 1733. SOLI DEO HONOR ET GLORIA

 Fui a Salamanca y me encontré con estos espacios para sentarme un rato a meditar sobre el sentido de mi existencia ... .

Lista de los 362 municipios de la provincia, y bellas fotos
Subdivisión en partidos judiciales de 1834
plano salamanca.pdf   mapa de la provincia.pdf
MapaSalamanca2003.pdf   ¿Magriña, Matilla?

Foto del Día  今日の写真   Picture of the Day

 Arte, Saber, y Toros

DOS DIAS EN SALAMANCA_ALARCON.pdf
2 DIAS EN SALAMANCA_P._A. Alarcon.pdf

La Pensatriz Salmantina (1777)
Universidad de Salamanca
USAL.pdf

Esta es la fundación del fuerte Griego,
que vertió el Paladión preñado de ira:
convirtió el edificio en vivo fuego.

Ya con su luz el Tormes caudaloso
las flores mira que guarnece atento
con blanco curso de cristal ondoso.

La gran ciudad del mundo en nuestra España,
que parece se miran las almenas
en el ameno Tormes que las baña.

Este es el muro que al Trajano admira,
poniendo al cuarto cielo las escalas,
que temeroso, al parecer, las mira.

Este es de Salamanca el firme asiento,
pozo de ciencia, fuente milagrosa,

que trae del cielo empíreo el firmamento.

Mirando con desprecio a las de Atenas,
con más valor y ciencia enriquecidas
que el ancho mar de plata vierte arenas.

Parece que las torres tienen alas,
y que Febo se humilla, disparando
piedras zafiros en lugar de balas.

Es madre general tan generosa,
que mil extraños hijos autoriza,
dotándolos de ciencia y renta honrosa.

Aquí vuestras Descalzas recogidas
estrellas, son que Dios mismo atesora
para honrar sus esferas guarnecidas.

Esta es la fértil vega deleitosa
do se cifra la ciencia y mi sosiego:
la insigne Salamanca suntüosa.

La más bella ciudad estás mirando,
que el gallardo Pintor del cielo hermoso
repasa, todo el orbe iluminando.

Es ameno jardín, que solemniza
la provincia del mundo más extraña,
cuya planta Minerva fertiliza.

Aquí, pues, ¡oh, mi madre fundadora!
vinisteis, para ser divino aumento
del soberano Elías, clara aurora.

 


msalvadormartin17.wordpress.com


www.dayasrionp.bid

  Plaza Mayor 
 

Año

Nro. de habitantes

 Esperanza de vida

Los salmantinos son los europeos con más esperanza de vida al rondar los 85 años

La longevidad se ha incrementado paulatinamente desde el año 1975, cuando era de 74 años (78 en 1990, 80 en 2000 y 83 en 2010).

Sólo los japoneses tienen una mayor esperanza de vida que los españoles. La media de nuestro país es 83,5 años, 84 el nipón (La esperanza de vida en Japón, dentro de 10 ó 15 años, se acercará a 120 años). Arturo, aunque es de la comarca de *Vitigudino y vive en Japón, a sus 65 años bebe demasiado vino para esperar llegar a 120. Vivirá mientras el cuerpo aguante ...

Hacia 1850

15.213

35 años

Hacia 1930

57.421

50 años

Hacia 1940 71.872  
Hacia 1950 80.498 62 años
Principios de los 90 186.322 76 años
Año 2016 144.949
(área metropolitana 203.999)
84,6 años

* [Anterior]Vitigudino[Siguiente] en Castilla era allá en las mocedades del festivo poeta y señor de la Torre de Juan de Abad, un pueblo de mil vecinos con no pocos turrones de buen cultivo. Los vitigudinenses parecían de raza de inmortales: todos llegaban a viejos, y hacían la morisqueta del carnero lo más tarde que posible les era. Así es que el cura y el sacristán poco o nada pelechaban con misas de San Gregorio, responsos, entierros y cabos de año. http://significantive.com/spanish/poligluton.htm

 
  Catedral, Parte nueva, Parte vieja 
 

  Fachada de la Universidad, Anaya 

 El río Tormes pasa por Salamanca. 

トルメス川はサラマンカを流れる.  

 The Tormes river flows through Salamanca. 


 ¡Decidme si alguna vez habéis visto tanto arte junto!
significantive@gmail.com  

 ¡A Salamanca, pues, amigos míos! ¡A Salamanca, sin pérdida de tiempo! ¡A Salamanca mañana mismo! 

 
 
 
  ¿Es esta Adaora Elonu la jugadora nigeriana de Perfumerías Avenida?  
  Arturo imitando a Adaora con su vieja Sony Cyber-shot de 3,3 megapixeles  
 
 

  Gran Elefant Dret  

  Si las circunstancias me lo permiten (harto dudoso), y para conmemorar el VIII Centenario de la USAL desde Japón, colgaré aquí la imagen elefantina Google que más me guste hasta la clausura de la Expo el 1 de octubre. 

 

 

 

 

 

 

  14 Allumettes      Cierto, 13 me hubieran inquietado!  

 ¡Las puertas de Salamanca están siempre abiertas: ようこそサラマンカへ! 

 ¡Las puertas de Salamanca están siempre abiertas: 歡迎來到薩拉曼卡!欢迎来到萨拉曼卡! 

Afrikaans  Alemannisch  العربية  Aragonés  Asturianu  Azərbaycanca  Bân-lâm-gú  Беларуская  Беларуская (тарашкевіца)‎  Bikol Central  Български  Brezhoneg  Català  Cebuano  Čeština  Cymraeg  Dansk  Deutsch  Eesti  Ελληνικά  English  Español  Esperanto  Estremeñu  Euskara  فارسی  Français  Gàidhlig  Galego  客家語/Hak-kâ-ngî  한국어  Hawaiʻi  हिन्दी  Hrvatski  Ido  Bahasa Indonesia  Ирон  Íslenska  Italiano  עברית  ქართული  Қазақша  Ladino  Latina  Latviešu  Lëtzebuergesch  Lietuvių  Magyar  मराठी  مصرى  Bahasa Melayu  Mirandés  Dorerin Naoero  Nederlands  日本語  Norsk bokmål  Norsk nynorsk  Occitan  Oʻzbekcha/ўзбекча  ਪੰਜਾਬੀ  پنجابی  Polski  Português  Română  Runa Simi  Русский  संस्कृतम्  Scots  Sicilianu  Simple English  Slovenčina  Slovenščina  Српски / srpski  Srpskohrvatski / српскохрватски  Suomi  Svenska  தமிழ்  ไทย  Türkçe  Twi  Українська  اردو  Tiếng Việt  Volapük  Winaray  吴语  粵語  Žemaitėška 

 
 
 
 
 
 
 
 La ciudad es fotogénica se mire desde donde se mire ... 

 

 

 
España está, en gran parte, todavía por descubrir, y no lo está menos en el aspecto estético que en otros diversos aspectos. Nuestra principal producción lo es de productos en bruto, de primeras materias, de lo que se llama caldos, por ejemplo, más que de vinos elaborados con arte. Nos enamoramos fácilmente de lo tosco y bravío, hasta de lo basto, y tendemos con frecuencia a desdeñar el refino que a la naturaleza presta el arte, que es, a su modo, una verdadera naturaleza. Llévase esto al punto de descuidar en todo los debidos trasiegos y decantaciones.  

Así sucede con nuestros paisajes, que permanecen en bruto, como primeras materias de recreo y solaz para el espíritu, por falta de viajeros que los refinen a nuestros ojos con artísticas descripciones. Porque es indudable que mucho de la belleza de un paisaje está en los ojos que lo miran, y que los educados a mirarlo le extraerán mucha mayor sustancia bella que los incultos.

 

Salamanque... s'endort au son des mandolines,
Et s'éveille en sursaut aux cris des écoliers...


Voici beau temps qu'elle ne s'éveille ni ne s'endort plus ainsi, la pittoresque cité, celle qu'en d'autres temps l'on appelait la petite Rome, celle dont, aujourd'hui, les artistes s'éprennent encore si vite.

chapitre_iv_salamanque_Pierre_Suau.pdf

 
 

¡OS DESEO UN PRÓSPERO AÑO 2017 DESDE JAPÓN!

 

¡Quien (El que) va a Salamanca y no ve la rana, no ve nada!

El 20 de septiembre de 2010 el astronauta apareció con el brazo derecho roto ...

¡Los unicornios simbolizan longevidad ... hay que verlos en San Esteban!

 一角獣は長寿を象徴する。

El gallo de la veleta mira con enfado a la cigüeña: "Oye, rica, que esta torre es mía, tan mía que se llama Torre del Gallo.

Dragón endemoniado
 con cucurucho de helado (valga el pareado).

salamanca_el_mejor
_chiste.mp4

(no apto para menores)

Animales adicionales incluyen el astronauta de arriba, un lince, una cigüeña, un toro, un cangrejo de río ...

Y una liebre (conejo de la suerte) que muchos  turistas acarician al entrar y salir de la catedral, y está desgastada de tanto toqueteo.

¿Qué visitar en Salamanca?
- Esta página en Japón.

 

No carecia tampoco de mérito la iglesia do San Agustín, la cual ya no existe, pues medio arruinada cuando ocurrió la gran avenida del Tormes, que tantos estragos ocasionó á Salamanca, se intentó reedificarla y luego por fin fué demolida.

El convento de monjes Benitos, conocido por San Vicente, constituyó durante muchos años una de las joyas de que mas orgullosos se mostraron los salmantinos, y pocas personas habrá que no hayan oido hablar alguna vez del cláustro de San Vicente en Salamanca. Hasta hace muy pocos años ha existido dicha maravillosa construcción, cuyo secreto parece perdido, ó por lo menos guardado profundamente en el misterioso archivo de la antigüedad.
historia de salamanca villar y macias tomo_I.pdf
historia de salamanca villar y macias tomo_II.pdf
historia de salamanca villar y macias tomo_III.pdf
 

Este cláustro, que resistió al horroroso bombardeo de once dias que sufrió la ciudad en la guerra de la Independencia, era una.de las obras mas atrevidas y fuertes de Salamanca, la cual dió orígen al antíguo proverbio que dice:

Salamanca
tiene fuerte
media plaza,
medio puente,
medio claustro
de San Vicente.


1788_un_ano_significativo_en_la_Salamanca.pdf

Cronica de la Provincia de Salamanca.pdf
historia de los Bandos de salamanca.pdf
Salamanca_avila_segovia.pdf
salamanca_Viage_Ponz.pdf

  Los veintiún colegios que, según ya dejamos indicado, florecieron en Salamanca durante la gloriosa Era de su esplendor, tenían todos anexas á los edificios destinados á las aulas, magníficas iglesias, que además de responder al entusiasmo religioso de la época, contribuían no poco á dar á la opulenta ciudad un carácter tan grandioso como severo.

De esos veinticinco colegios con sus espléndidos templos solo restan hoy el de los Verdes, La Magdalena,Carbajal, Los Angeles, Los Irlandeses, Los niños de Coro, San Ildefonso y el Seminario Conciliar.

Los de las Ordenes militares, Santiago, Alcántara, Calatrava y el Rey, fundados todos por Felipe II, fueron destruidos en parte por el tiempo, y en parte por los rudos combates de la gigantesca lucha que según dejamos apuntado sostuvo esta ínclita ciudad en la guerra de la Independencia.
 

 

 

Los mozos de Monleón

 

Esta noche ha llovido You Tube

 

 Ejemplar de prensa más antiguo de España que
se conserva en la
Biblioteca de Prensa Histórica

(Versión de D. Ledesma, organista de la Catedral de Salamanca, en el Cancionero Salmantino, 1907)

Los mozos de Monleón
se fueron a arar temprano,
para ir a la corrida
y remudar con despacio.
Al hijo de la
veñuda
el
menudo
no le han dado.
—Al toro tengo de ir,
aunque lo busque prestado.

—Permita Dios si lo encuentras,
que te traigan en un carro,
las albarcas y el sombrero
de los
siniestros colgando.
Se cogen los garrochones,
marchan las navas abajo,
preguntando por el toro,
y el toro ya está encerrado.
En el medio del camino,
al vaquero preguntaron:
—¿Qué tiempo tiene el toro?
—El toro tiene ocho años.
Muchachos, no entréis a él;
mirad que el toro es muy malo,
que la leche que mamó,
se la di yo por mi mano.

Se presentan en la plaza
cuatro mozos muy gallardos;
Manuel Sánchez llamó al toro;
nunca le hubiera llamado,
por el pico de una albarca
toda la plaza arrastrado;
cuando el toro lo dejó,
ya lo ha dejado muy malo.
—Compañeros, yo me muero,
amigos, yo estoy muy malo;
tres pañuelos tengo dentro,
y este que meto, son cuatro.
—Que llamen al confesor,
para que vaya a auxiliarlo.

No se pudo confesar,
porque estaba ya expirando.
Al rico de Monleón
le piden los
bués y el carro,
para llevar a Manuel Sánchez,
que el torito le ha matado.
A la puerta la veñuda
arrecularon el carro.
—Aquí tenéis vuestro hijo
como lo habéis mandado.

Al ver a su hijo así,
para tras se ha desmayado.
A eso de los nueve meses
salió su madre bramando,
los vaqueriles arriba,
los vaqueriles abajo,
preguntando por el toro;
el toro ya está enterrado.


veñuda = viuda menudo = ropa limpia, muda siniestros = palos de las barandas de los carros para sostener la carga bués = bueyes

Los mozos de Monleón (Versión de García Lorca)

Los mozos de Monleón
se fueron a arar temprano,
para ir a la corrida,
y remudar con despacio.
Al hijo de la viuda,
el remudo no le han dado.
Al toro tengo de ir,
aunque lo busque prestado.

Permita Dios, si lo encuentras,
que te traigan en un carro,
las albarcas y el sombrero
de los siniestros colgando.
Se cogen los garrochones,
marchan las navas abajo,
preguntando por el toro,
y el toro ya está encerrado.
En el medio del camino,
al vaquero preguntaron,
¿Qué tiempo tiene el toro?
El toro tiene ocho años.
Muchachos, no entréis a él;
mirar que el toro es muy malo,
que la leche que mamó
se la di yo por mi mano.

Se presentan en la plaza
cuatro mozos muy gallardos;
Manuel Sánchez llamó al toro;
nunca le hubiera llamado,
por el pico de una albarca
toda la plaza arrastrado;
cuando el toro lo dejó,
ya lo ha dejado muy malo.
Compañeros, yo me muero;
amigos, yo estoy muy malo;
tres pañuelos tengo dentro,
y éste que meto son cuatro.
Que llamen al confesor.
para que vaya a auxiliarlo.

No se pudo confesar,
porque estaba ya expirando.
Al rico de Monleón
le piden los bueis y el carro,
pa llevar a Manuel Sánchez,
que el torito le ha matado.
A la puerta de la viuda
arrecularon el carro.
Aquí tenéis vuestro hijo
como lo habéis demandado.


PDF Cancionero Salmantino, ejemplar de la Universidad de Michigan digitalizado por Google con algún fallo, y editado por Arturo para evitar redundancia.

 

 


Esta noche ha llovido mañana hay barro, (bis)
pobre del carretero que anda con carro.
Quítate niña de ese balcón...

Porque si no te quitas ramo de flores (bis),
llamaré a la justicia que te aprisione
con las cadenas de mis amores.

Dicen que los pastores huelen a sebo (bis),
pastorcito es mi novio y huele a romero.
Quítate niña de ese balcón...

Dicen que los pastores huelen a lana (bis),
pastorcito es el mío y huele a retama.
Quítate niña de ese balcón...

Dicen que los pastores matan ovejas (bis).
También los labradores rompen las rejas.
Quítate niña de ese balcón...

En medio de la plaza cayó la luna, (bis)
cuatro partes se hizo y tú eres una.
Quítate niña de ese balcón...

Echa el surco derecho y larga besana,(bis)
labrador de tus padres serás mañana.
Quítate niña de ese balcón...


La Clara You Tube

La Clara cuando va a misa,
se pone en el Altar Mayor,
con el librito en la mano
pidiéndole a Dios perdón.

¡Ay! Guindilla, Guindilla, Guindilla,
que ya no te quiere la de la toquilla.
Albardero, albardero, albardero,
que ya no te quiere la hija del herrero.

La Clara cuando va al baile,
forma corro alrededor,
habla, canta, toca y baila
hasta la puesta del sol.

¡Ay! Guindilla, etc.

Es la Clara la mocita
más bonita que se vio,
y que a todos los mocitos
calabazas siempre dio.

¡Ay! Guindilla, etc. 

¿Cómo quieres que tenga? YouTube

¿Cómo quieres que tenga (bis)
la, la, la, la cara blanca
si soy carbonerita (bis)
de, de, de, de Salamanca?

En Salamanca tengo (bis)
ten, ten, ten, tengo sembrado
azúcar y canela (bis)
pi, pi, pi, pimienta y clavo.

Tu marido y el mío (bis)
son, son, son, son escribanos,
y en la pluma parecen (bis)
pri, pri, pri, primos hermanos.

El perrito San Roque (bis)
no, no, no, no tiene cola,
porque se la ha comido (bis)
la, la, la, la caracola.

Al aire, sí; al aire, no.
¿Cómo quieres que tenga la cara blanca,
siendo carbonerita de Salamanca?
Al aire, sí; al aire, no.

Cantan los pajarillos en los árboles.
Cantaban y decían: Leré, leré, leré.
Cantaban y decían: Adiós, que yo me iré.


Saldeana y Bermellar
Lunes de Pascua, día de hornazo en El Resbala, 1961.

significantive@gmail.com



De la adaptación musical de Federico García Lorca


El Charro cantor: En Jalisco se quiere a la buena
porque es peligroso querer a la mala ...
 YouTube

http://www.eltribuno.info/la-leyenda-la-salamanca-la-guarida-del-diablo-n19750 (Ver Cueva de Salamanca en esta misma página).
La leyenda de la salamanca, la guarida del diablo.pdf

 



Charrada: El burro de Villarino

Ya se murió el burro que acarreaba la vinagre,
ya lo llevó Dios de esta vida miserable.

Que tururururú, que tururururú,
que tururururú, que tururururú.

El era valiente, él era mohíno,
él era el alivio de todo Villarino.

Que tururururú, que tururururú,
que tururururú, que tururururú.

Ya estiró la pata, ya cerró el hocico,
y con el rabo dijo: "Adiós, adiós, Perico."

Que tururururú, que tururururú,
que tururururú, que tururururú.

Todas las vecinas fueron al entierro,
y la tía María tocaba el cencerro.

Que tururururú, que tururururú,
que tururururú, que tururururú.
YouTube



Yo he oído más esta letra:

Ya se murió el burro que acarreaba la vinagre,
ya lo llevó Dios de esta vida miserable.

Que tu ru ru ru rú, que tu ru ru ru rú,
que tu ru ru ru rú, que bien lo sabes tú.

Él era valiente, él era mohíno,
él era el alivio de todo Villarino.

Que tu ru ru ru rú…

No te acuerdas burro, camino de Pereña,
tú tirabas coces y yo te daba leña.

Que tu ru ru ru rú…

Ya estiró la pata, ya arrugó el hocico,
con el rabo tieso decía adiós Perico.

Que tu ru ru ru rú…

Todas las vecinas fueron al entierro,
y la tía Joaquina tocaba el cencerro.

Que tu ru ru ru rú…

Estiró la pata, arrugó el hocico,
con el rabo tieso decía: ¡Adiós, Perico!

Que tu ru ru ru rú…

Vitigudino 1889: 36 37 38 39 40 41 42 44 45 46 47 48 49 51 52 53 58 65 68 69 70 71 72 73 74 75 76 77 78 79 80 81

Vitigudino 1890: 82 83 84 85 86 87 88 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 00 01 02 03 04 05 06

Los vitigudinenses parecían de raza de inmortales: todos llegaban a viejos, y...



PDF de la Prensa histórica salmantina incompleta

ALBUM SALMANTINO: 42 43 55 56 58 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 552  EL BISTURI 


charro
, rra.
  adj. Méx. Propio del charro (jinete).
m. Méx. Jinete o caballista que viste traje especial compuesto de chaqueta corta y pantalón ajustado, camisa blanca y sombrero de ala ancha y alta copa cónica. U. t. c. adj.

charro, rra. (Del eusk. txar, defectuoso, débil). adj. Aldeano de Salamanca, y especialmente el de la región que comprende Alba, Vitigudino, Ciudad Rodrigo y Ledesma. U. t. c. s. *Arturo también es charro. En el campo salmantino se montaba a pelo.



Apañando aceituna YouTube
se hacen las bodas,
y el que no va a aceituna
no se enamora.

Pa' ganar cuatro perras
con la aceituna,
te pones con el alba
y hasta la luna.

El olivo y el hombre
son vareados,
cuanti
'  más hojaresca
fruto más vano.


La mujer
y aceituna
son todo uno,
tienen la carne blanda
y el hueso duro.


Joaquín, padre de Arturo en la mili

Ya se van los quintos madre

Ya se va mi corazón
Ya no tengo quien me tire
Chinitas a mi balcón ...


Ya no va la niña por agua a la fuente, ya no va la niña ya no se divierte ...
Fiesta de los Quintos

Levántate morenita, levántate resalada
Levántate morenita que ya viene la mañana
 Levántate... YouTube
 

 

Siluetas charras del llano en los 60
Esperanza Vicente Macías

   

Haciendo cisco (Bañobárez).
Fabricar cisco de encina, un oficio de otros tiempos

Esperanza Vicente Macías

 

El carbonero

El carbonero por las esquinas,
va pregonando carbón de encina.
Carbón de encina, cisco de roble,
la confianza no está en los hombres.

No está en los hombres, ni en las mujeres,
ni está en el tronco de los laureles.
No está en el tronco, ni está en la rama,
está en el pecho de una serrana.

Una serrana descolorida,
me roba el alma, también la vida.
También la vida y el corazón,
una serrana me lo robó.
 

AVENTURES DE LAZARILLE DE TORMES .pdf

THE LIFE OF LAZARILLO DE TORMES.pdf

Anonimo - El Lazarillo de Tormes Burgos 1554.PDF

La Molinera YouTube
Vengo de moler morena
de los molinos de arriba;
he visto la molinera y ¡olé!
Sólo por estar con ella
que vengo de moler...

 
Pues sepa V.M. ante todas cosas que a mí llaman Lázaro de Tormes, hijo de Tomé González y de Antona Pérez, naturales de Tejares, aldea de Salamanca. Mi nacimiento fue dentro del río Tormes, por la cual causa tome el sobrenombre, y fue desta manera. Mi padre, que Dios perdone, tenía cargo de proveer una molienda de una aceña, que esta ribera de aquel río, en la cual fue molinero mas de quince años; y estando mi madre una noche en la aceña, preñada de mí, tomóle el parto y parióme allí: de manera que con verdad puedo decir nacido en el río.

Grammatica Castellana; reproduction phototypique de l'edition princips (1492).pdf

 

Ael. Antonii Nebrissensis Grammaticae introductiones.pdf

 

advertisinginter.net


  EN CASA DEL TIO VICENTE YouTube

En casa del tío Vicente
corre la gente ¿qué pasará?
En casa del tío Vicente
corre la gente ¿qué pasará?

Son las mocitas del pueblo leré,
que con los mozos leré quieren bailar,
son las mocitas del pueblo leré
que con los mozos leré quieren bailar.

La Lola tiene un chiquillo,
y ese chiquillo ¿de quién será?
La Lola tiene un chiquillo,
y ese chiquillo ¿de quién será?

No es del cura ni es del fraile leré
que es del alcalde leré de la ciudad.
No es del cura ni es del fraile leré
que es del alcalde leré de la ciudad.
YouTube
 

Don Sancho y su esposa Beatriz de Portugal pasaron en el siglo XIV a detentar el Señorío de Sobradillo, que se mantuvo vigente hasta el siglo XIX, cobrando sus señores el impuesto del Noveno. https://es.wikipedia.org/wiki/Sobradillo_(Salamanca)

  みの見物【たかみのけんぶつ】    Ver los toros desde la barrera     To sit on the fence 

 

 


 

Manual de Japonés

 

Vokabulario de Rrefranes i Frases proverbiales, i otras Fórmulas komunes de la lengua kastellana, en ke van todos los inpresos antes, i otra gran kopia ke xuntó el Maestro Gonzalo Korreas, Katredátiko de Griego i Hebreo en la Universidad de Salamanka. Van añedidas las deklaraziones i aplikazión adonde parezió ser nezesaria. Al kabo se ponen las frases más llenas i kopiosas.

http://wiki/Gonzalo_Correas

  Mi Salamanca YouTube
RAFAEL FARINA


Salamanca tierra mía
El arte y sabiduría
Eres joya sin igual
Tu brava ganadería
Es la casta y alegría
De la fiesta nacional.

Hay un gitano, gitano
Que va por el mundo entero
Cantando de soberano
Con el sombrero en la mano
Como alegre pregonero.

Salamanca bendita
Que cosita bonita
Tiene el tesoro de tu joyero.
Salamanca bendita
Que cosita bonita
Cante flamenco, toro y torero.

Salamanca campero
Toro, torito fiero
Con divisa verde y blanca
Ay que te quiero, te quiero
Ay que te quiero, te quiero
Ay que te quiero
Cuanto te quiero mi Salamanca.

Como una jaca campera
Mi cantar va galopando
Como una jaca campera
Cruza por España entera
Con el alma por fandango
Ay...
Y el corazón por bandera.

Salamanca campero
Toro, torito fiero
Con divisa verde y blanca
Ay que te quiero, te quiero
Ay que te quiero, te quiero
Ay que te quiero
Cuanto te quiero
Ay...  mi Salamanca.





 


 

 

Y lo decimos porque esos mismos charros y charras por cuyo misterioso origen se preguntaba el poético narrador granadino, no eran otros que los descendientes directos de aquellos campesinos que ya inspiraron a Juan del Encina, Tirso de Molina y Torres Villarroel, y los mismos que pocos años después dirían sus hondos sentires a través de Gabriel y Galán y Luis Maldonado. En cuanto a la Salamanca monumental e histórica, acertadamente afirma Alarcón, que la dorada piedra franca de Villamayor y la Universidad fueron algo así como el espíritu y la carne de esta ciudad, que tan importante puesto tiene en la historia de la cultura española.  

Eran dos charros, quiero decir, eran dos soberbios ejemplares de la más peregrina singularidad social e indumentaria de esta tierra. Eran dos hombres colosales, hermosos, con aire de muy ricos, vestidos suntuosísimamente, con chaqueta y calzón corto de terciopelo negro y chaleco de raso azul, todo ello muy adornado de gruesos y pomposos botones de plata, y con unas camisas tan bordadas, rizadas y llenas de primores, que cada pechera representaba el trabajo de seis años de una comunidad de monjas. Cualquiera de aquellos dos arrogantes y espléndidos rústicos habría sido llamado con razón El Rey de los Tíos... Y, en efecto, por su corpulencia, por su lujo y por su inocente y cómica ufanía, había en ellos mucho de pavo real.

 

Charros de Continos, charros de Cepeda, esta charrita no es de Macotera YouTube


 


En Salamanca tenemos tres escritores que podemos incluir en el primer grupo (artesanos): Luis Maldonado, Saturnino Galache y Gabriel y Galán forman la tríada de autores “dialectales”. Y, naturalmente, un hombre de genio: Unamuno (como Lorca, en Granada). Esta literatura regional, que encontraba su acomodo en secciones de los periódicos locales como El Adelanto o La Gaceta Regional, se basaba en un amor a la tierra, pero no sin la más mínima sombra de segregación política. Luis Maldonado (en
el prólogo a Charras de Saturnino Galache, p.15) lo explica así:

“La tierra charra en que vivimos… es algo substancialmente
determinado, distinto, claro, manifiesto y diferente del resto de España,
aunque unida a ella por indisolubles vínculos de nacimiento, y por eternos lazos de territorio y de historia”.

www.elfueyu.net/archivu/leonessalamanca.pdf
Gabriel y Galán Estudios conmemorativos.pdf
EL_Dialecto_Leones.pdf
JOSE MARIA GABRIEL Y GALAN AND HIS POETRY.pdf
YouTube

 

 

salamanquino

 

 
 

 

 

 

EnglishLingua.com

 

Matanza en Saucelle

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  Vistas, Catedrales, Tormes 

 

 

 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 
 
  amanecer, anochecer  
 
 

 
 
 
 
 
   Siempre en las nubes   
 

 

 
 
 

 

 

 
 
  Puentes altos  

 
 

 
 

 

 

 
 
 

 

 

  Primeros planos romanos 

 

 
 
 
 
 
 
 
 

  Ribera, Tormes  

 
 
 
 
  pesqueras  
 
 
 
 
   sunset; atardecer   
 
  luna  
 
 
 
  el sol sale  
 
  Plaza Mayor, consistorio 
 
 
  Volar es fácil ...  
 
  Plaza desde ...  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Acceso Ayuntamiento 
  Casa Consistorial  
 
   Primeros planos Ayuntamiento, Plaza   
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   Chochos   
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   Socializando ...   
 
 
 
 
 
 
 
  arcos, medallones, tuna  
 
 
 
 
 
 
 
 
  Feria  
 
 
 

  Nos fotografiamos rodeados de bellezas, arte y saber en el ágora salmantina. Parece que las vallas de la izquierda cercarán al Gran Elefante hasta el próximo jueves 27, día de apertura oficial de la exposición ‘Miquel Barceló. El arca de Noé’. Hoy se celebra en los soportales el Día del Libro, dedicado a Gabriel y Galán. 

  (25-IV-  2017) Trompa extraoficial en el Ágora. El macrobotellón tuvo lugar ayer en la ribera del Tormes.  

 
 
 
 
 
 

  Rodin 2006  

 

 
 
  Manolo Valdés  
 
 
 
 
 
 
 
 
  Reina, Gaceta, kiosko  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

La difunta Unión Deportiva Salamanca. Recuerdo los tiempos de José Luis García Traid, y sus güisquis en este pasaje ... . Los buenos ratos y las partidas de cartas en el 1X2 regentado por Jose, y frecuentado por los ricos dueños del Cine Coliseum, y por mí que vivía al lado en la Plaza de la Libertad. También las copas en el Barrio Chino de aquel entonces ...  hoy irreconocible.

  After Hours: el Ambigú parece ser un local conflictivo ... 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
tapas
  Plaza eléctrica  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 
 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Semana Santa  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Medios de transporte, bicis  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Corrillo - Meléndez - Rúa - Poeta Iglesias  
 
 
 
 
 
   Poeta Iglesias, Churriguera, Francos   
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Palacio Episcopal  
 

  La Latina  

 

 

 

 
  La Merced - Botánico  
 
 
 
 
 
 
 
 
  puente romano 
 
 
 
 
  San Gregorio  
 
 
  crucero, picota, Puerta del Río   
 
  El Lazarillo  
 
 
 
 
 
  Santiago  
 
  Toro de la Puente 
 
 
 
  necio   You Tube
 
 
 
 
  ¿Fue éste el halcón peregrino que murió electrocutado en Calvarrasa de Arriba el 6-XII-2016?  
 
 
 
 
 
 
 

    astronauta,  lince, toro, cangrejo de río, cigüeña ...   

 

 El astronauta fue víctima de un acto vandálico y perdió casi todo un brazo en septiembre de 2010. 
 

 
  güevón 

Conejo (liebre) de la Suerte ennegrecido de tantas caricias.
Dadle un toquecito con el cursor por si acaso ...
Lucky Rabbit / 幸運なウサギ / 幸運的兔子

   anaya, catedral nueva, Juan XXIII,  ieronimus, palacio episcopal  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
    vista nocturna, catedral, Cámara   
 
  Campanario, campanas, reloj de sol  
 
 
 
 

 
 
  Gloria Dios en las alturas ...  
 

 
 
 

 
 
  anaya, catedral nueva, visual arturiense, cosa de ver, de visitar  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  San Sebastián  

 
 
 
 
 

 Cigüeñas Anaya 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

 

 

 
  Trenecitos  

 

 

 

 
 
 
  Francisco Vitoria  

  traducción, documentación 
 
 
 
 

 
 

 

 

 
 
 

  Anaya, hiroba  

   Cumbre Iberoamericana, quijote  
 
 
 

  Formas conectadas, Moore  

 

 
 
 
 

  Escalinatas de Anaya  

 

 

 
   Le grand écouteur et le grand Arthur?   
 
 
   Camino de la Lengua Castellana   
  Anayita  
 
 
 

 

 

 

 
 

 
   niebla, anaya, catedral nueva   

 
 

   catedral nueva, procesiones  
 
 
 
 
   Anaya - Mercado Barroco - Semana Santa   
 
 
  Anaya, Heights, Salamanque  
 
 
 
 
 

 
  Scala Coeli; si al Cielo quieres ir ...  
http://www.salamanca24horas.com/articulo/local/%E2%80%98scala-coeli%E2%80%99-subida-cielo-salamanca/201705280815141071912.html

  ‘Scala Coeli’, una subida al cielo de Salamanca  

 
 
  Rúa Mayor - Catedral - Clerecía  

 

 

 
 
 

 

 
 
 
 
 

 

 
 
  Ieronimus: Torres medievales de la catedral  
 
 
 
 
 
 
 
  Mariquelo, tocando terremoto Lisboa 1755  
 
  Campanas  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Catedral Vieja - Catedral Nueva  
 
 
 
 
  Veletas  
 
  Terraza de Anaya  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Terraza de Torre Mocha  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 Órgano de la Catedral Nueva 
Fue restaurado entre 1991 y 1992 por el maestro organero japonés Hiroshi Tsuji con el patrocinio de S.M. la emperatriz japonesa Michiko. Se instaló una réplica del órgano en el auditorio de música de la ciudad japonesa de Gifu.

 
 
 
  Catedral Coro 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Terraza de Torre Mocha  

 

  Cigüeñas Góticas  

 

 

 

  catedral nueva, alcaraván  

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Entrada a Ieronimus  
 
 
 
 
  Fachada Catedral Vieja, hotel  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 Entre los años 1430-1450 tres autores trabajan en las 53 tablas que componen el Retablo Mayor de la Catedral Vieja de Salamanca (ver Wiki). 

  Virgen de la Vega, patrona de Salamanca  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

  Vuelta Plaza, venceréis  

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 

 

 

  Zamora - Concejo, Deutsche Bank  

 

 
 
 
 

 

 
 
 
 Plus Ultra 
 
 
  Espoz y Mina,  el Vidal, la Masía, las Rías, el 1X2, Florida ... 
 
 
 
 
  Libertad - Bandos 
 
 
  parroquia, Carmen 
 
 
  Brava 
https://es.wikipedia.org/wiki/Bandos_(Salamanca)

 

 

   más plaza  

 

 

 

 

  Cerrada, Corrillo  

 

 

 

 
 
 

 

 

  Berysa  

 

 

 

 

 

  Prior  

 
 
 restaurante, cafetería 
 
 

  Iscar Peyra  

  Si no fuera suficiente con la corrupción política se invita a los empleados del Consistorio a la mala vida ...  

 

 

 
 
  Corrillo, San Martín  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Corrillo - Rúa - San Martín  
  Veleta, cigüeñas 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Rúa Mayor, Albero 
 
 
 
 
 
 
   Fachada Universidad   
 
       ¡Quien (El que) va a Salamanca y no ve la rana, no ve nada!          
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Patio Escuelas  
  Viajes por España  
 
 
 
 
 
 
 

 

 
 
 
 
 
 
 
  Escuelas Menores, Claustros, Cielo de Salamanca  
 
 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

AKIHITVM ET MICHIKAM IMPERII IAPONICI SERENISSIMOS PRINCIPES VNIVERSITAS LAETA RECEPIT 28 FEBRVARII MCMLXXXV
La universidad recibió feliz a Akihito y a Michiko, serenísimos príncipes del imperio japonés, el 28 de febrero de 1985’
‘幸せな大学は1985年2月28日に、日本帝国の穏やかなの王子と王女、明仁と智子を歓迎した’
22 de septiembre de 1994 EL PAÍS
Akihito y Michiko saldrán de Japón el próximo 2 de octubre a Francia y España, países que recibirán por primera vez la visita de un emperador de Japón. Desde Madrid, la pareja imperial irá el 12 a Salamanca, lugar predilecto de los japoneses para el estudio del español, ...
Miércoles 12: Akihito y Michiko viajarán a Salamanca, donde visitarán el Ayuntamiento, la Universidad y la Catedral. Tras almorzar en el Colegio Fonseca, los Emperadores se trasladarán a Barcelona.

 

La colonia japonesa en Salamanca, muy numerosa porque entonces funcionaba la Nachi, fábrica nipona de rodamientos, cuando tuvieron enfrente a los príncipes inclinaron la cabeza para no mirarlos. Este comportamiento falló en el recorrido por Salamanca. Las mujeres y hombres que se agolpaban a lo largo del recorrido se abalanzaban sobre la princesa abrazándola, achuchándola y besándola.

 

Durante la comida intenté convencer a los príncipes para que su hijo viniera a estudiar a la Universidad de Salamanca. Estoy seguro de que estaban convencidos de ello. Todo se torció cuando el principito, que estudiaba entonces en Londres, conoció a una joven de la que se enamoró ardientemente y, como es obvio, perdimos la batalla.

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Paraninfo, Escuelas Mayores  
 
hospital_del_estudio.jpg
   Dicebamus hesterna die   
 
 
 
 
  Librería  
  ¡Ay esa concordancia ... ! 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  “Distintos tiempos. La misma casa - Tempus distinctum. Aequabilis domus” 
 
 
 
  Museo de Salamanca  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

 
 don Quijote 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 La Plata 
 
  Traviesa - Libreros  
 
 
  Casa Museo Unamuno  
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 Anayita - Juan del Enzina 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 Las Caballerizas 
 
 

 

 
 
   Huerto de Calixto y Melibea  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

   Jardín de Calixto y Melibea   

 

 

 

 

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 

  Calixto - Lis - Catedral Vieja  

 

 

 

"El mejor tipo de amor es aquel que despierta el alma, y nos hace aspirar a más, nos enciende el corazón y nos trae paz a la mente. Eso es lo que tú me has dado y lo que yo esperaba darte siempre..."

 
 
 Ieronimus, Old Cathedral 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

 

 
 
 

 
 
  San Polo 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Muralla sobre roca 
  Casas adosadas a la muralla 
 
 
 
 
 
  Torreón medieval (antiguo Colegio Carvajal; para huérfanos pobres de solemnidad. Ver Wiki)   
 
 
  Rincón del poeta Pepe Ledesma   
 
 
 
 

 

 

   Cuesta Carvajal, Cueva de Salamanca  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  Restos de la Muralla Vieja 
 

 

 

 

 
 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
   Vistas a San Esteban   
 
 
 
 
 
 
 
  Vista desde Rusia  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Hospedería Fonseca  
 
 
 
 
 
 
 
  Fonseca III  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

  Medicina - Montalvos  

 
 
 
 
 
 
 
 
  Huerta Otea  
 
 
  Santísima Trinidad  
otras_maravillas\VARIADAS_GOOGLE.htm
 
 
 
 
    hotel   
 
  Estación Autobuses  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

  Campo San Francisco  

 

 

 

 

 
 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 

 

 

  Plaza de la Fuente, Caño Mamarón  

  Plaza del Oeste  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  Vitigudino  

 

 

 

 

 
 
 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  La Purísima - Monterrey  
 
 
 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
  Casa Muertes, Ovalle  
 
 
 
 
 
  ¿gato o chucho? 

Salamanca, Salamanca,/ renaciente maravilla,/ académica palanca/ de mi visión de Castilla.
Oro en sillares de soto/ de las riberas del Tormes,/ de viejo saber remoto/ guarda recuerdos conformes.
Hechizo salmanticense/ de pedantesca dulzura;/ gramática del Brocense,/ florón de literatura.
¡Ay mi Castilla latina/ con raíz gramatical,/ ay, tierra que se declina/ por luz sobrenatural!

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  La Compañía  
 
 
 
 
 
  Compañía - Meléndez  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
https://es.wikipedia.org/wiki/Bandos_(Salamanca)
 
 
 
 
 
 Hoy nos fotografiamos con la gran familia brasileira .
 Venimos de visitar a Doña María la Brava en la Plaza de los Bandos, y
el Corrillo de la Hierba. 
 
 
 

 

 

  Serranos  

 

  Conchas - Clerecía - Compañía  

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  San Isidro  
 
 
  Residencia Universitaria  
 
 
 
 
心で見なくちゃ、ものごとはよく見えないってことさ。かんじんなことは、目に見えないんだよ。
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Scala Coeli - Conchas  
 
 
 
  Casa de las Conchas 
 
 
 
 
 
 
  Pontificia  
 
 
 
 
 
  Scala Coeli; si al Cielo ...  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   Casa Conchas   
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

 

 

  Pintando ... 

 

 

 

 

 

 

 

  Rúa - Antigua  

 

 

  Palominos  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   Vuelta a Rúa, Clerecía   

 
 
 
 
 
 

 

  Cervantes - Serranos  

 

 

 

  Libreros  

 

  British Council - Congresos  

 
 
 
 
 
 

  Rabanal  

 

  Vaguada de la Palma  

 
 
 
 
 
 
 
 
 Contemplación 
 
 
 
 
  (Vaguada de) la Palma  
 
  Calle San Gregorio  
 
 
 Venid hasta el borde, les dijo, tenemos miedo podríamos caer ... 
 
 Cementerio San Carlos Borromeo 
 
  Alcázar  

  Restos de la muralla en La Peña Celestina    (Cortesía de http://salamancaenelayer.blogspot.jp/2012/11/calle-de-balmes.html)

 

  Fray Luis de León  

 

 

 

 

  Universidad Pontificia - Compañía  
 
 
 
 
 
 
 

 Vuelta Plaza Mayor 

 

 

 

 
  Gonzalo, tapas  
 

 
 Poeta Iglesias, Churriguera, Francos 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Cervantes  
 
 
  Covachuela  
 
 
 
  Mercado Central  
 
 
 
 
  Hovohambre  
 

 

  Río de la Plata  
 
 
  Casa Paca  
 
 
 

  AQUI SE MATO UNA MUGER   

  Monjas   

  Pozo Amarillo  

 

 

 

 

 

 San Julián 

 

 
 Sexmeros 
 
 Llamas 

 

 
 

  yoga 

  Doña Gonzala Santana  

 
  Aire, Fermoselle  

 

  Colegio de la Caridad  

   Portales de Camiñas   

  Chus  

 

 

 
  UGT  
  Cercana a la Gran Vía, a diferencia de otras, no se tiene información del origen del nombre de esta vía  
 
 
 
 Dolorosa 
 
 
 
 
  Cocina, Toño  
 
 
 
 
 
 
 Correos 
 Vida 
 
 
 
 
 
 
 
 Marquesa 
  Arroyo  
  Dueñas  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

  San Juan de la Cruz  

"The Dark Night Of The Soul" You Tube

Upon a darkened night
The flame of love was burning in my breast
And by a lantern bright
I fled my house while all in quiet rest

Shrouded by the night
And by the secret stair I quickly fled
The veil concealed my eyes
While all within lay quiet as the dead

Oh night thou was my guide
Oh night more loving than the rising sun
Oh night that joined the lover
To the beloved one
Transforming each of them into the other

 
  expo, Santo Domingo de la Cruz 
 
 
  Trento, San Esteban  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Convento, Esteban, Stephen 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 Trento 
 
 
 
 hotel, san esteban 
 
 
 
 
 
 Obispado 
  Santo Tomás Canturiense   
 
 
 

  San Pablo  

   懐かしい: Hoy rememoramos el Píper de los 70! 

 Diputación, Salina 

 
 
 
 
 
 
 

  En esta calle estuvo el Colegio Viejo de Oviedo o de San Adrián, el colegio menor más antiguo de España. Fundado en 1386 acogía a estudiantes poco pudientes. El colegio era conocido como Pan y Carbón pues actuaba como aduana al habérsele otorgado el privilegio de gravar el trigo y el carbón que pasaban por las puertas de las murallas para sufragar los gastos de su mantenimiento. Puede que asimismo porque los estudiantes dependían del pan para subsistir y del carbón para calentarse en los crudos inviernos salmantinos ... 

 
  -> A la calle PAN Y CARBÓN.  
  <- ¿A dónde apunta Colón?  
 
  En agosto me subiré al avión en Narita para asistir al enlace matrimonial de una sobrina en esta iglesia.  
 
  Juzgados  
 
  Ilustre Colegio de Abogados 
  Clavero  
 
 
 
 
   Torre de los Anaya, Villena / Palacio de Orellana   

  Hotel, NH  
 
 
 
 
 
 Palacio de Orellana 
  Torre de los Anaya, Villena / Calle de Jesús  
 
 
 Hotel 
 
 
 
 
 
 
  Conde de Francos, Bretón  
 
 
 
 
 
 
  Conde de Francos, Bretón, Clara, San Cristóbal  
 
 
 
 
  Santa Clara  
 
 
 
 
 
 restaurante 
 
 
 

 

  Catedral, Palacio Episcopal 

 

 Santa Ana 

  Pues si el torno de la Inclusa/ es un buzón verdadero,/ ¿adónde llevan los ángeles/ las cartas para el infierno? 

 

 

 

 

  Tentenecio; ver San Juan de Sahagún en esta misma página (en francés)  

 

 

  Archivo  

 
  Catedral Vieja 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Museo Deco  
 Casa Lis 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Catedral Vieja, Gallo 
 
 
 
 
 
 
 
 

  Anaya, vistas  

 

 

 

 

 

 

 

  Zamora, Banco, Comercio 

La plaza de San Boal, el rincón de los adinerados

 

 

   Japón_y_su_relación_con_España.pdf  

    (El Ministerio de Exteriores de Japón debería haberme pedido que revisara el documento antes de publicarlo)  
 
 
 
 
 
切り髪
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

   Kanji for common use  

http://常用漢字.com/japanese/labinet/index.html

  Di por completo este manual de japonés hace unos meses pero como no ha despertado interés no lo he publicado. Anteayer, después de la recepción que los Reyes ofrecieron a la colonia española en Japón, dos españoles que vieron el borrador impreso en formato "booklet", lo querían ya. Les dije que si lo publicaba serían los primeros en saberlo. Aunque la lista de textos para estudiar japonés es extensísima, que yo sepa, no hay ninguno que  compile tanto en un formato tan compacto. Puede que retome el proyecto de tratar de encontrar alguna editorial interesada en publicarlo, o de hacerlo yo. Las personas o editoriales interesadas pueden mandarme correo a significantive@gmail.com .

Ver muestras de páginas
en ..\..\japanese\labinet\index.html (en las muestras aparecen algunas erratas que he corregido en el archivo original).

 

 

 

 

  Adolfo Sánchez Bogajo: COMERCIO DE CUADROS, LÁMINAS Y REPRODUCCIONES DE OBRAS DE ARTE.

 Calle Zamora, 65 Teléfono 923 216 802  37002 SALAMANCA 

 

 

 

 

 

 

 

 San Marcos 

 

 

 

 

 

 

 

  Puerta Zamora  
 

LA GRAN MURALLA
 万里の長城  中國的長城

La Muralla Nueva de Salamanca fue demolida hacia 1867. El Paseo San Vicente, Paseo de Carmelitas, Avenida Mirat, Paseo Canalejas, Paseo Rector Esperabé y Calle San Gregorio actuales conformaban su perímetro.

En la actualidad las puertas de Salamanca están abiertas de par en par!  La puerta los Milagros o de San Lorenzo; la puerta de San Juan del Alcázar; la puerta del Río, de Aníbal o de Hércules; la puerta de San Pablo o San Polo; la puerta Nueva; la puerta de Santo Tomás; la puerta de Sancti Spíritus; la puerta de Toro; la puerta de Zamora; la puerta de Villamayor; la puerta de San Bernardo; la puerta de San Hilario o Puerta Falsa; la puerta de San Vicente estuvieron a veces entreabiertas ...

 El dibujo de Anton Van den Wyngaerde y el plano de abajo son cortesía de
http://salamancapasoapaso.blogspot.jp/

 


Salamanca en el s. XVI, cortesía de:
http://elauladehistoria.blogspot.jp/2016/11/las-ciudades-medievales-del-norte.html

 
  Italia  
  https://es.wikipedia.org/wiki/Padre_Putas
 
  Gabriel y Galán, Mercado San Juan  
 
 
 
 Van Dyck cines 
 
 
 
 
 
 
 Salesas 
 
 Torres Villarroel, parroquia María Mediadora 
 
 Portugal 
 
 
 Valencia 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   Arturo, que vive en Kawasaki, Kanagawa, Japón, no sabía que hubiera una Comunidad Kawasaki Salamanca.
  La encontré en un bar de Salamanca ... 
  el Charro  
 
 
 
 
  Corte Inglés  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  El Viti  
  Cuartel  
 
 
 
  Plaza de Toros  
 
 
 
 
 
 
 
 
   Desde la ventana de personas queridas. El tráfico no es tan denso como parece. 
  Conservatorio - la Chinchibarra  
 ラサリーリョ・デ・トルメス通り 
Perrito lazarillo. Plato de 2 liebres que perdieron la carrera;/ Guiding little dog. 2-hare-which-lost-the-race dish;
una con arroz para engatusar a los internautas japoneses./ one with rice to entice Japanese internauts.
¡Qué bien se matan las liebres cortas!
 
 
 
 
 
 
  Salud Garrido Norte  
 
 
  Correfour  
  Castrotorafe  
  Avenida Merced, Universidad  
 
  Hotel  

  Rector Esperabé 

  Pozo de las Nieves 

 

 MUSEO DE HISTORIA DE LA AUTOMOCIÓN DE SALAMANCA 

 

 

 

 

 

 

 
 
  Hotel Casino 
  Santiago  
  El Lazarillo, monumento  

 
 
 
 
 
 
  Toro de la Puente  
  Puente Romano, planos 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

 

 

 
 Progreso 
 Fregeneda 
  Arrabal, vieja 

 

  Estevan, Hierro  

 

 

 

 

 

 

 Educación, Universidad 

 

 

 

 Colegio 

 

 

 

 

 Almansa - Príncipe Vergara 

Parque de los Jesuitas

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 Museo, Comercio 
 
 
 
 
   DA2, Domus Artium 2002, expo, museo   
 
 
 
 

 

 

 

 

 

 Arte, escena, música 

 
 

 Almargen 

 

 Junta 
 
 
 CyL Digital 

 Rollo 

 Picasso 

 Petanca 

 Skull-Frogs Univer... 

 Nieve 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Vuelta a la Plaza Mayor

 

 

 

 

  Café Novelty  

 

Gallegos en Salamanca: San Felices de los Gallegos, Gallegos de Solmirón, Gallegos de Argañán, arriba Gonzalo Torrente Ballester, y ... el gallego de abajo.

   Aquí estaba el medallón de Franco ...   

 

  Algún vasco: Miguel de Unamuno y Jugo  

  ... y cada día menos salmantinos.  

matilla de los canos del rio\MATILLA_DE_LOS_CANOS_DEL_RIO_GOOGLE.htm

 

 

 Arte 
 
 
 Toros, museo 
 

  Candil, Zaguán, Calleja  

  Toro  

 

 

 Libros, Cervantes 

  hotel, Condal, azafranal  

 

 

 

  Teatro, Cultura, Liceo  

 

 

 Tienda, Zara 

 
 
 
 
 

   San Juan de Sahagún, Tentenecio, Pozo Amarillo, Bandos; ver L'Espagne Terre d'Épopée en esta misma página    

 

 

 
 
 
 Amor, Dios 
 
 Estudio 
 
 Nogales 
 Biblioteca 
 
 Vuelta3D 
 
 Garrido 
 Gozos 
 
 Parque Würzburg, pabellón  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  努力  どりょく 
 
 
 Helmántico 
 
 
 Portugal 
 Auxiliadora 
 Espacio 
 
 Mirat 
 
 
 
 
 Parque de la Alamedilla 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Como en la prensa local se escribe El Comedor de los Pobres y también hay un dominio y cuenta Facebook con este nombre, me acerqué hasta aquí para ver el rótulo

 
 Estación 
 
 
 
 
 
 Multiusos 
 
 
 
 Vuelta Plaza Mayor 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
  Toro de la Puente, Puente Romano 
 
 
 
 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

 

 

 

  bicis  

 

 

 

 
 
 
  Embarcadero  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Arrabal, nueva  

 

 

 

 

 
 
 
 
  embarcadero 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 Bar, restaurante 
 
  puente romano ancient Roman 
 
 
 
 Hotel, parador 
 
 
 
  Parque Musas  
 
 
 
 Chelinda 
 
 Decathlon 
 
 Tiro, Deportes 
 
 
 
 
  circo 
 
 se vende 
 
 
 restaurante 
 
 
 
 
 Aldehuela 
 aeropuerto, base 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 puentes, luces 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  debajo del puente 
 
 

 

 

 

 Tormes, barcas 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 Nebrija 

 

 

 

 Salas Bajas 
 
 
 
 
 
 
 
  Tenorio  
 
 
 Tejares 

Caminito de Tejares,/ me diste las avellanas./ Casqué (caché) una, casqué dos,/ todas me salieron vanas.
Ay Chana, Chana,/ como te gustan las avellanas./ Ay Chana, Chana,/ “pa” ti las pochas,/ “pa” mi las sanas.
A la puerta de la Chana,/ tocaban el tamboril,/ por ver si la Chana, Chana,/ se salía a divertir.
Estribillo
YouTube
Que la Virgen la Salud,/ te conserve bien la vista,/ y si algún día te echas novio,/ cuídalo si estraperlista.
Una vez que te “quisí”,/ tu madre me lo “supió”,/ y como “tié” el genio así,/ todo lo “descompusió”.

 Virgen de la Salud 

Lunes de Aguas (https://es.wikipedia.org/wiki/Lunes_de_aguas)
La visita de Felipe II. Putiferio universitario en la antigüedad. El edicto de Felipe II. El padre Putas. En la actualidad Hornazo.

 

La localidad salmantina de Aldeatejada vivió la celebración de las “Vísperas Nupciales”, las cuales, pretendían rememorar el paso de María Manuela de Portugal por el municipio antes de contraer matrimonio con el entonces príncipe Felipe II, en aquel momento, ambos cónyuges tenían 16 años. (Foto y texto son cortesía de https://villafotoblogg.blogspot.jp/2014/09/visperas-nupciales-en-aldeatejada.html?m=1)

 
 
 
 
 
 
 
 Teso Feria 
 
 Ganado 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  polvorín, militar   
  Vistahermosa  
 
 
 
 
 
 
 
 
  César Real   
 
 
   La Cueva de la Múcheres 
 N-630 
 
 
 
Salamanca nació en el Cerro de San Vicente hace unos 2.700 años.
 
 
  Las seis fotos de debajo son cortesía de http://villafotoblogg.blogspot.jp/2013/11/cerro-de-san-vicente-el-origen-de_16.html  
 
 
 
 
 
 
 
  San Narciso  
 
 
 
  (Paseo de) San Vicente  
 Hospitales 
 
 
 
 
  Calle Filiberto Villalobos  
  Calle Ramón y Cajal  
 
  Escuela de Hostelería 
  Escuela Oficial de Idiomas 
 
 universidad, facultades 
 
  Derecho  
 

 
  facultad, Comunicación 
 
 
 
 
 
 
  hostal  
 cafetería, restaurante 
 
 prensa 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 blanco y negro 
 
  ¿Dónde estaba entonces la Plaza de Toros para tener que ir en autobús?  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 Rúa 
 Escuelas 

 

 
 
 
 Lis, Adelanto 
 
 
 
  Puerta del Río  
  Church of Santiago  
  Alamedilla  
 Jesuitas 
  Salamanque, Salamanca, L'Espagne Terre d'Épopée  
   
   
   
   
   
   
   
 
   
   
 Alarcón, viajes, turismo 
 

He extraído las ilustraciones siguientes del fichero PDF del libro PEDRO ANTONIO DE ALARCÓN DOS DÍAS EN SALAMANCA PRÓLOGO DE ALBERTO NAVARRO 26 ILUSTRACIONES DE ÉPOCA.
"Como podrá ver el lector, esta edición de Dos días en Salamanca, a diferencia de las siete que aparecieron en el tomo Viajes por España de las Obras de Alarcón, y de la única publicada aparte por Afrodisio Aguado en 1950, lleva numerosas ilustraciones de época debidas a la infatigable búsqueda del gran salmantino Jesús Sánchez Ruipérez, quien en ellas nos ofrece desaparecidas imágenes y aspectos de la Salamanca de aquellos días finales del ya lejano siglo XIX."

La estación del ferrocarril de Salamanca distará un kilómetro de la ciudad, y desde aquélla a ésta corre una hermosa calle de árboles, que sirve de paseo público. Además, cuando nosotros fuimos allí construíase a toda prisa, para el servicio de la misma estación, una ancha y bien acondicionada carretera, por cuyo explanado trayecto pasaban ya los ómnibus generales y muchos particulares de los hoteles.

¡Porque todo esto había donde ningún alojamiento temíamos hallar cuando en Madrid proyectábamos el viaje!
— ¡Señorito, al Hotel H\... ¡Señorito, al Hotel
Bl... ¡Señorito, a la Fonda X\... —nos gritaban
los commissionnaires et facteurs, ni más ni
menos que si acabásemos de llegar a París o Londres.
— ¡Bien por Salamanca! —exclamamos nosotros—.
¡Nobleza obliga! ¡Cuando los Grandes se meten a plebeyos, deben hacer las cosas con este rumbo!


Pero de aquella misma abundancia de alojamientos surgía una nueva dificultad, y era que, como no habíamos consultado a nadie antes de salir de Madrid, ni avisado a ningún amigo nuestra llegada a Salamanca, ignorábamos cuál era el mejor hotel, hallándonos, por tanto, en la situación que los franceses (y va de afrancesamiento) denominan embarras du choix.

No era cosa de equivocarse en punto de tamaña trascendencia. Preguntamos, pues, a un guardia civil (autoridad infalible de tejas abajo), y éste nos recomendó (confidencialmente) el Hotel del Comercio.

—¡Al Hotel del Comercio! —dijimos nosotros entonces con absoluta confianza, penetrando en el ómnibus de aquella advocación.

Y partimos.

En cuanto al resto de los viajeros... (¡ah, cucos!), ya se les veía caminar a pie por la calle de árboles; de lo cual se deduce que los demás carruajes volvieron de vacío a la ciudad. Pero ¿qué importaba, si el honor de Salamanca se había salvado?

2 DIAS EN SALAMANCA_P._A. Alarcon.pdf
 
Subido en el estribo de la trasera, y con la gorra, la cabeza y medio cuerpo metidos dentro de nuestra jaula, nos miraba y se sonreía el zagal del ómnibus {zagal también por los años, pues no habría cumplido quince), y al ver yo su rostro picaresco, digno de su paisano Lázaro de Torm.es, díjeme alborozadamente: " ¡ He aquí nuestro cicerone
hasta que lleguemos a la fonda!...".
Y me puse con él al habla, previa donación, que le hice, de un cigarro puro.
Aquel joven nos dijo, entre otras muchas cosas menos interesantes, que la puerta, ya sin puerta, por donde poco después entrábamos en Salamanca, se llama todavía la Puerta de Zamora, y que la hermosa calle que allí comienza lleva también el nombre de la ciudad de Gonzalo Arias.
Y nosotros recordábamos, por nuestra parte, el clamoreo que se alzó en las Academias de Madrid el año de gracia de 1855,


cuando los salmantinos (no todos) tuvieron a bien derribar la tal puerta, sin reparar en que había servido de Arco de Triunfo para la entrada del Emperador Carlos V en la ciudad del Tormes el año, también de gracia, de 1534...

La dicha Calle de Zamora, que, según vimos después, es la mejor de Salamanca, llamó sobre todo nuestra atención, y muy particularmente la mía, por su color pardo, austero y como de vejez.  2 DIAS EN SALAMANCA_P._A. Alarcon.pdf

 Y era que mi último y entonces recientísimo viaje de recreo había tenido por teatro la provincia de Cádiz, y mis ojos estaban hechos a ver pueblos blanquísimos, relucientes, flamantes, nuevos, por decirlo así, adornados de verdes balcones, de floridos patios expuestos al público, y de enjalbegadas horizontales azoteas al estilo de África; era que aun danzaban en mi imaginación aquellas ciudades muertas de risa, sin monumentos históricos ni humos artísticos, sencillas, graciosas y coquetas como jóvenes vestidas de veraniego percal, que se llaman Sanlúcar, los Puertos, San Fernando y Cádiz. Salamanca, por el contrario, se me presentaba en la Calle de Zamora vestida de paño y de terciopelo, de hierro y de gamuza, como una especie de ricahembra apercibida a asistir al Consejo o a la batalla, y más aficionada al templo que al sarao.
Muchas casas eran de piedra, y otras estaban pintadas de un modo severo, anticuado, monumental.
 
El primer paseo por toda ciudad monumental debe hacerse sin cicerone y sin Guía escrita, única manera de formar juicio propio de las cosas y admirarlas, o no admirarlas, independientemente de sugestiones y comentarios ajenos.
Esto hicimos nosotros aquella mañana: salimos a la calle a la buena de Dios; y como lo primero que divisamos fuese, a muy pocos pasos de la puerta del hotel, cierto arco de piedra que daba acceso a una gran plaza con árboles y jardines, nos dirigimos allá resueltamente, no sin preguntarnos antes con tanto énfasis como si acabásemos de descubrir la India:
—¿Qué plaza será ésta?
Pronto leímos en los azulejos que era la Plaza Mayor, y pronto dedujimos de otras señales que era también la plaza del Ayuntamiento, la plaza de la Constitución, el foro salmantino.
Declaro que prima facie, nos agradó mucho la tal plaza; y, verdaderamente, su conjunto es magnífico.


 Disputen los arquitectos y los meros aficionados al arte (nosotros disputamos también allí sobre ello) acerca de si la ornamentación peca de más o de menos barroca y pesada, sobre la desproporción que hay entre los huecos y los macizos, a tal punto que ciertos adornos y molduras parecen miembros principales de la obra, y sobre lo mucho que la composición se resiente del mal gusto dominante cuando se ejecutó (que fue en tiempo de los Churrigueras y de Borromino);  2 DIAS EN SALAMANCA_P._A. Alarcon.pdf

pero, aun así, el aspecto general resulta noble, rico, decoroso, hasta regio...; digno, en fin, ya que no de la exquisita Salamanca, de cualquier adocenada corte. Además, la exornación moderna (jardines, fuentes, candelabros, etc.) es sumamente agradable, y denota gran esmero y elegancia de parte de los Ayuntamientos salmantinos de nuestros días.

Aunque la Plaza Mayor parece cuadrada, no lo es, sino que forma un trapecio cuyos lados varían de 72 metros a 82. Todas las casas son iguales y tienen tres cuerpos. El cuerpo inferior deja expedito un ancho pórtico, o sea unos soportales corridos, donde hay más de cien tiendas de comercio, muy variadas y bien surtidas. Los otros dos cuerpos son también arquitectónicos, y obedecen a un plan monumental dibujado por el célebre maestro don Andrés García de Quiñones, el cual no anduvo muy disparatado para lo que entonces se estilaba en el mundo...
 
Pero no bien salimos de la Plaza Mayor, entramos en una plaza... mínima, que nos enamoró mucho más que la que dejábamos. ¡Tanto nos enamoró, que si los hijos del país hubiesen oído nuestras celebraciones, las habrían considerado irónicas y burlescas!

Porque se trataba de una plazoletilla triangular, de irregulares líneas y viejo y abigarrado caserío, donde no había dos balcones iguales, ni dos edificios simétricos, ni monumento alguno bueno ni malo; nada, en fin, que fuese elegante, ordenado, lujoso, o tan siquiera limpio. ¡Y en esto precisamente consistían su belleza artística, su encanto poético, su color histórico!

El Corrillo de la Hierba se llama aquel sitio. Se lo recomiendo a toda persona de buen gusto que vaya a Salamanca. Verá allí aglomeraciones de casas viejas, como las que figuran en las decoraciones teatrales o en los cuadros referentes a la Edad Media; verá allí un variado y grotesco repertorio de balcones, aleros, guardapolvos y barandajes sumamente característicos; verá puertas chatas, paredes barrigonas, ventanas tuertas, pisos cojos y tejados con la cabeza dada a componer, como no los encontrará en ninguna otra parte. ¡Y qué escenas localiza en aquel sitio la imaginación! ¡Qué fondo aquel para un lienzo que representase el célebre motín en favor de los Comuneros, o las sangrientas riñas a que dio ocasión D.a María la Brava, o una de aquellas temerarias revueltas contra los franceses, coronadas luego de gloria por la batalla de Arapiles
!
 

Además de los multiformes tenduchos que rodean la plazuela, y que le añaden animación y fuerza dramática, veíase a aquella hora una infinidad de puestos amovibles o matutinos; es decir, una multitud de lugareñas sentadas en el suelo, con su cesta de huevos al lado, y rodeadas de pollos, pavos y gallinas. Aquellas mujeres vestidas con pesadísimos dobles refajos, y liadas en una especie de manta, parecían montones de lana de vivos colores, de cuyo fondo salían pregones tan agrios y desapacibles como el cacareo o los graznidos de las propias aves pregonadas.

Agregúese a esta algarabía el disputar de los hombres, los gritos de los muchachos, la charla de las criadas que hacían la compra, el ruido de los talleres, el son de unas campanas vecinas que tocaban a niño muerto, los perros ladrando, los pobres pidiendo limosna, bestias cargadas que iban y venían, y el correspondiente vocear del que las arreaba, y se formará juicio aproximado del Corrillo de la Hierba a las diez de la mañana de un día de octubre del ya casi octogenario siglo XIX.

De buena gana nos hubiéramos estado allí hasta las once; pero las torres de la Compañía seguían llamándonos, y no era cosa de desairarlas cuando alguno de nosotros acababa de cobrar en Madrid fama de jesuíta. Continuamos, pues, nuestra marcha en aquella dirección, tomando por una solitaria calle, que creo se llamaba de Sordolodo.

2 DIAS EN SALAMANCA_P._A. Alarcon.pdf

 
Salimos al fin frente por frente del Colegio de la Compañía, y ya nos disponíamos a estudiar la enorme y suntuosa fachada de su iglesia, cuando reparamos que en la acera opuesta se alzaba una de las maravillas arquitectónicas más célebres de Salamanca; uno de los monumentos que íbamos buscando ex profeso en aquel viaje; uno de los palacios más bellos y singulares que nos ha legado el
siglo XV. Me refiero a la Casa de las Conchas.
 Nosotros la conocíamos, como todo el mundo, por la fotografía y por el grabado; nosotros habíamos contado muchas veces con el dedo sobre el papel las elegantísimas conchas de piedra que cubren su extensa fachada... Pero hay que ver el edificio en el original, con su color y su tamaño, para formar completo juicio de su gentileza y hermosura. Hay que ver, por ejemplo, la sombra natural que proyectan las abultadas conchas, heridas por el sol, sobre la dorada piedra del pulimentado muro; hay que ver las cuatro preciosas ventanas, dos de ellas muy parecidas a ajimeces árabes, que interrumpen a largos trechos la planicie de aquellas paredes; hay que ver aquellas esquinas, de afilada y correctísima arista, como si fuesen de bruñido acero, y de las cuales se destacan, campeando en el aire, bellísimos escudos de piedra, que son otros tantos primores artísticos; hay que ver, en fin, aquellas otras grandes conchas de hierro que cubren a su vez, por vía de clavos, la gran puerta de entrada, y el precioso herraje de aquellas melodramáticas rejas (perdonadme el adjetivo), y aquel gran Escudo Real que preside la fachada, y todos aquellos perfiles aristocráticos y piadosos que ennoblecen el exterior de tan poético palacio... Ya he dicho que data del siglo XV. Así lo revela su arquitectura, cuyo conjunto es gótico decadente con detalles platerescos; y así lo indican también el yugo y el haz de flechas, blasón especial de los Reyes Católicos, que se ven en el mencionado Escudo Real.

Las conchas que ostenta todo el edificio significan que el que lo mandó construir era caballero santiagués y que había ido o tenía hecho voto de ir en peregrinación a Compostela, así como los escudos con cinco lises que adornan las esquinas y la espalda del palacio, prueban que el tal santiagués pertenecía a la poderosa y esclarecida familia de los Maldonados de Salamanca.

Y, en efecto, la Casa de las Conchas fue primero de

los Maldonados, señores de Barbalos; luego la heredaron los Marqueses de Valdecarzana, y hoy la  posee el cinco veces Grande de España Conde de Santa Coloma, en su calidad de Conde de las Amayuelas.

Por cierto, y perdonadme la digresión, que Francisco Maldonado, el célebre comunero, el compañero de Bravo y Padilla, el degollado del gran cuadro de Gisbert, no pertenecía a la rama principal de la familia mencionada, de la cual era jefe, aunque tampoco dueño de la Casa de las Conchas, un D. Pedro Maldonado y Pimentel, también afecto a la causa de las Comunidades, del cual me parece oportuno decir aquí algunas cosas, de todos sabidas, por si hay alguien que las tenga olvidadas, cosa que a mí me acontecía no hace muchas horas...

Notorio es que Salamanca acudió en auxilio de Segovia contra el alcalde Ronquillo, como casi todas las ciudades castellanas. Principió en Salamanca la cosa por un gran motín (¡indudablemente estalló en el Corrillo de la Hierbal), durante el cual quemó el pueblo una casa del mayordomo del terrible Fonseca, arzobispo de Santiago, derribó otras muchas y arrancó las varas a las autoridades. En tal coyuntura, el poderoso D. Pedro Maldonado y Pimentel, creyendo que los victoriosos amotinados no podían hacer nada bueno en Salamanca, y sí se lucirían muchísimo yendo en auxilio de los Comuneros, formó con ellos una crecida hueste y los llevó a luchar contra los imperiales. Los salmantinos lidiaron en diferentes jornadas con varia fortuna, que se les declaró al fin totalmente adversa en los campos de Villalar. Al lado de Maldonado Pimentel, o mejor dicho, en las filas de su gente, peleó allí como bueno otro Maldonado, algo pariente suyo y también hijo de Salamanca, y ambos cayeron prisioneros después de su derrota. Fueron entonces condenados a muerte los principales cabecillas o jefes de Comuneros; pero como el D. Pedro Maldonado Pimentel tuviese parentesco con el famoso Conde de Benavente, consiguióse que el otro Maldonado, conocido por el de la calle de los Moros, muriese en lugar suyo con Bravo y con Padilla, cual si este bárbaro ardid pudiera deslumhrar a la opinión pública... ni aun en tiempos en que no había periódicos. Y al cabo sucedió que los imperiales, después de guardar encerrado algunos meses a Maldonado Pimentel, diéronse cuenta de que nadie había sido engañado
 
Terminado el examen de la Plaza Mayor, atrajeron nuestra vista y despertaron nuestra curiosidad dos altísimas torres gemelas, dominadas por una cúpula y un cimborio, y no exentas de majestad y gallardía, que asomaban a lo lejos, hacia la parte del Sudoeste, por encima de las intermedias manzanas de casas.
—¿Qué será aquello? —volvimos a preguntarnos.
—Aquello... (respondió un bondadoso transeúnte, que nos miraba con tanta extrañeza como nosotros a las dos torres), aquello es la Compañía.
— ¡ Ah, ya!... Los Jesuítas...
—Justamente...; la grandiosa Casa de los Padres...
—Muchísimas gracias... —replicó el más liberal
de nosotros cuatro, levantando la sesión con un
saludo.
Y todos nos dirigimos allá resueltamente.

 Desventajosa en sumo grado para la arrogantísimaiglesia de los Jesuítas  (que, como he dicho, se alza frente a la Casa de las Conchas) es la transición de un edificio a otro. Todo lo que el caballeresco palacio gótico tiene de pesado, rudo y meramente corpóreo el enorme templo greco-romano que erigió allí la Compañía de Jesús. Y aun todavía fuera menor tal desventaja si el estilo pagano de la católica iglesia se distinguiese por su pureza y corrección... (que, entonces, ya sería cuestión de gusto o de escuela entre clásicos y románticos); pero acontece que este suntuoso templo es barroco dentro de su mismo estilo, dado que pecó desde su origen contra las reglas clásicas y luego sufrió el pernicioso influjo de los peores tiempos de la arquitectura neogentílica.

Pero ¿a qué cansarme en explicar lo que ya tiene su nombre propio? Esta iglesia de la Compañía es un nuevo ejemplar, sumamente característico, de la que hoy se llama en las Academias Arquitectura jesuítica, bien que exceda en majestad y hermosura a cuantas erigieron los discípulos de Loyola en España, Portugal y América.

Resumiendo: el templo de que tratamos sólo es grandioso por el grandor material de su tamaño y por los tesoros que representan tantísimas disformes piedras como se ven empleadas en su estupenda escalinata, en una portada inmensa, en dos recias y vistosas torres, en una ingente cúpula coronada por altísimo cimborio, y en infinidad de estatuas, agujas, escudos, bolas, molduras, balcones y ventanas; que de todo hay en aquella fachada, y todo gigantesco, descompasado, descomunal..

La iglesia y colegio de la Compañía fueron fundados por Felipe III y Margarita de Austria. Ambos edificios ocupan más de 20.000 metros cuadrados. Para construirlos, o sea para explanar el terreno en que se alzan, se derribaron dos iglesias y tres manzanas de casas, suprimiéndose dos calles enteras
Por cierto que la Casa de las Conchas se vio en peligro de venir también al suelo, y que si no se consumó semejante atentado, debióse, según unos, al valor cívico y tradicional cultura de los hijos de Salamanca, y, según conseja vulgar, a lo inadmisible de cierta humorística e indecorosa condición, que no creo llegara a formularse...

En el colegio hay habitación para 300 misioneros, y todos los salones, aulas y demás dependencias de una verdadera Universidad.

En fin: un portero nos dijo, como supremo encomio, que las llaves de toda la casa pesan diez y nueve arrobas... ¡Qué español rancio es este criterio estético!
El interior de la iglesia no es tan grande de tamaño ni tan ostentoso de forma como hace presumir su exterior. De orden dórico, y sólo rico en vulgares retablos churriguerescos, resulta frío e insignificante. Únicamente llama allí la atención el Retablo del altar mayor, por lo enorme, colosal y complicadísimo de su estructura. Puede decirse que es una tempestad de pino y oro, al par que un motín contra las reglas arquitectónicas. En los fustes de las que no sé si llamar columnas, se ven enredadas hojosas vides de tamaño natural, con sus racimos correspondientes; todo ello dorado y luego bruñido. Las gigantescas estatuas de los cuatro Evangelistas, que también forman parte de la composición, parece que cruzan un páramo en día de mucho viento: ¡tan infladas y revueltas están sus vestiduras!
 Arrodillada en medio de aquel solitario templo vimos a una" guapísima peregrina, demasiado hermosa, limpia y elegante para penitente, o, cuando menos, para excitar ideas de penitencia. Apoyábase en el báculo; pendía el amplio sombrero sobre su espalda de cariátide, y tenía fijos en el altar mayor unos grandes y relucientes ojos que parecían dos soles negros... Comedia o tragedia (yo creo piadosamente
que sería lo último), aquella actitud, aquella santa vestidura, el lugar de la acción y nuestras propias circunstancias nos infundieron respeto, y ni nos curamos de preguntar a nadie quién era la peregrina, ni hemos vuelto a hablar de ella desde  entonces...

 

Más que un edificio, la Universidad de Salamanca es un barrio de la ciudad.

 Altas y simétricas construcciones, de varia y magnífica arquitectura, forman tres lados de una extensa plaza cuadrilonga. Todos aquellos nobles alcázares dependen de la Universidad propiamente dicha, cuyo gran palacio, separado de los demás por el angosto paso de una calle, ocupa el cuarto lado y preside majestuosamente aquel Foro de las ciencias.

Pálido y débil, comparado con la realidad, será siempre cuanto se diga en elogio de la bellísima fachada del Capitolio de la sabiduría. Hállase labrada en el más primoroso y delicado estilo del Renacimiento, y parece una enorme filigrana calada en piedra por los plateros de la calle de la Rúa, parece un trabajo chino de marfil, parece la mística puerta de algún lugar santo. Benvenuto Cellini se hubiera enorgullecido de cincelar en oro una creación semejante. Los árabes que bordaron la Alhambra habrían declarado también que sus mejores templetes y camarines no excedían en finura, suntuosidad e idealismo a tal maravilla del arte cristiano.

Gloria de los Reyes Católicos es aquella página de piedra, y así lo pregonan los bustos de Fernando e Isabel, que ocupan un gran medallón sobre la puerta principal; así lo confirma el venerable escudo de sus armas, y así lo reza terminantemente una leyenda o rótulo, que dice en griego: "Los Reyes a la Universidad, y la Universidad a los Reyes".

En los amplios muros de los otros edificios que forman la plaza, esto es, en las paredes de las vastas y monumentales dependencias universitarias, del Hospital de Santo Tomás para el socorro de estudiantes pobres, y de las Escuelas Menores o Instituto (cuya linda fachada es plateresca), vense, desde el suelo hasta muy grande altura, los infalibles, clásicos letreros encarnados y los tradicionales vítores en abreviatura que escribió el entusiasmo estudiantil, en siglos ya pasados, con motivo de tales o cuales reñidas oposiciones...

Al leerlos, parecíame estar en aquellos tiempos de ruidosísimas controversias escolásticas, cuyo estrépito llenaba toda la nación, preocupando y agitando lo mismo a los eclesiásticos que a los seglares, así a los plebeyos como a los nobles y a los mismos Reyes; y aun recordaba que en mi niñez figuré en algún bando de seminaristas en pro o en contra de este o aquel opositor, y escribí también

con almagre rótulos como aquéllos... ¡Ay!, pasó ya la boga y la importancia de tales lizas, como antes habían pasado las justas y los torneos, y como pasarán sin duda alguna, cuando les llegue su hora, estas empeñadas luchas electorales y parlamentarias que hoy apasionan tanto a los pueblos... Lo que nunca pasará ni cambiará es el fondo de las cosas humanas, que siempre resulta el mismo: ¡vanidad y discordia, con diferentes nombres o pretextos!

En medio de aquella plaza, compás o patio, y dando frente a la Universidad, álzase desde la primavera de 1868 la Estatua de Fray Luis de León, discípulo que fue, y luego catedrático, de aquel emporio del saber. Por ninguna parte se veía alma viviente.
No sé si a causa de la festividad del día, o de ser la una de la tarde, ni fuera ni dentro de la Universidad (según vimos después) había nadie que turbara el religioso silencio y melancólica soledad de tan venerandos sitios...

Nosotros nos sentamos al pie de la estatua, y nos pusimos a recapacitar en la historia y en la grandeza de cuanto teníamos ante la vista. Nuestra emoción era verdadera, profunda, unánime, y, por lo tanto, silenciosa... Únicamente oíamos, o creíamos oír, sobre nuestra cabeza, una gran voz, la voz de Fray Luis, que repetía con dulce y formidable acento, como al salir de la prisión: "Decíamos ayer..."

No intentaré en manera alguna contar la historia ni hacer la descripción de la Universidad salmantina. Semejante empeño requeriría un tomo en folio. Diré solamente las cosas de más bulto, tal y como vayan presentándose a mi memoria.

Fundó la Universidad Alonso XI, Rey de León, padre de San Fernando.

 Durante mucho tiempo estuvo albergada (¡significativa hospitalidad!) en la Catedral Vieja; pero reinando Alonso XI se emancipó de la dirección del Obispo de Salamanca y se hizo pontificia. Es decir, que desde entonces el Papa fue el verdadero Rector, teniendo en ella por Delegado al Maestrescuela de la Catedral, a cuya dignidad iba anejo el cargo de Cancelario de la Universidad. Este era quien confería los grados y ejercía el juzgado eclesiástico y civil-escolástico, con autoridad real y pontificia. El Rector no era más que el jefe administrativo y económico del Establecimiento. 2 DIAS EN SALAMANCA_P._A. Alarcon.pdf
 
Lo primero que vimos de Salamanca (mucho antes de divisarla a lo lejos) fue sus célebres toros..., los toros salamanquinos, de mil libras de peso y de formidables astas, plantados cerca de la vía y mirando el tren con más cólera que espanto.
—¡Ah, facinerosos! (estuve por decirles). ¡Desde tiempo inmemorial habéis estado yendo a Madrid a asustarnos con esa fuerza y esos cuernos que Dios os ha dado!... ¡ Ahora nos toca a los madrileños venir a Salamanca a asustaros a vosotros!
¿Por qué no probáis a luchar con esta locomotora? Los toros debieron de adivinar semejante desafío, y noticiosos, sin duda, del trágico fin de aquellos héroes y mártires de su misma especie que embistieron arrogantemente en las orillas del Jarama a los primeros trenes de Madrid a Aranjuez y de Aranjuez a Madrid, nos volvieron la espalda con suma dignidad, como diciendo:


 — ¡Nuestra raza cumplió ya ese deber! ¡Su protesta quedó escrita con sangre! ¡Paso a la majestad caída! Y la verdad es que tenían razón.
En esto apareció ante nuestros ojos Salamanca, surgiendo de la hondonada en que se asienta a la orilla derecha del Tormes.

¡Aquella era, sí, la muy noble y muy leal matrona, con sus rotas murallas; con su centenar de torres y cúpulas, que en línea horizontal se dibujaban en el cielo; con sus amplios edificios de dorada piedra, que reverberaban al sol, y precedida de una verde arboleda, que parecía servirle de zócalo o de alfombra! Tanta erguida piedra campeando en el aire, tanta arquitectura, tanta grandiosidad, tanta nobleza, correspondían de todo punto al encomiástico dictado de "Roma la Chica...". Era, pues, indudable que estábamos delante de Salamanca.

Desde Santo Domingo bajamos hacia el río Tormes, pasando por un barrio en ruinas, en el cual hubo, hasta los tiempos de Enrique IV, un antiquísimo Alcázar Regio, que los monárquicos salmantinos de entonces juzgaron oportuno destruir, con anuencia del mismo Rey, para que no lo ocupasen los rebelados nobles. En aquella parte de la ciudad estuvo también la Judería.
 
Pero ¿qué es la Catedral Nueva comparada con la Catedral Viejal

Entre las notas y apuntaciones que llevábamos de Madrid, había una de cierto distinguido académico de Bellas Artes, que decía así: "Recomiendo na de veras, y no de pega), con su soberbio retablo cinquecento, de un cierto Nicolás Florentino, de quien no tuvo noticias Ceán Bermúdez, con sus magníficos sepulcros del mismo siglo, de escultura pintada, y con preciosas tablas de Fernando Gallegos en el claustro".

Razón tenía el académico. No bien fijamos los ojos en la Catedral Vieja, los cuatro expedicionarios convinimos en que ella, la portada de la Universidad y la Casa de las Conchas eran lo mejor que hasta entonces habíamos visto en Salamanca, y que cualquiera de estos monumentos valía todas las molestias del viaje. Por lo demás, en parte alguna habíamos encontrado un ejemplar tan puro y tan bien conservado de arquitectura bizantina como el exterior de aquella vetusta Catedral...

Pero procedamos con orden, y digamos primero algo de su grande historia.

En 1098, el conde francés D. Ramón de Borgoña, casado con nuestra Reina D.a Urraca, y el Obispo, también francés, D. Jerónimo Visquió, procedente del Monasterio de Cluny (muy amigo del Cid, por más señas, y de su confesor el Arzobispo D. Bernardo), trajeron artistas de Italia y Francia y emprendieron la construcción de este templo, cimiento y base de la grandeza monumental de Salamanca.

(¡Bien hubieran podido los franceses de 1808 haberse acordado de esto, y no destruir, como destruyeron, en la ciudad del Tormes multitud de obras de arte!).
Según las noticias que he podido reunir, entre dichos artistas figuraban el navarro Alvar García, el francés Casandro Romano y el italiano Florín de Pontuerga; mas no se sabe a punto fijo quiénes continuaron la obra, aunque se conjetura que serían también extranjeros de la escuela de Cluny, pues el arte no llegó por entonces en España al grado de madurez que denota la Catedral Vieja,

La construcción duró un siglo. Hoy sólo queda parte de ella... El resto se destruyó para edificar la Catedral Nueva (!); pero dicha parte hace formar completo juicio de todo lo que allí hubo.

. El exterior tiene algo de fortaleza; y, en efecto, a esta Catedral se dio el nombre de la Fuerte. Las bóvedas, cubiertas por fuera de escamas; los muros,
coronados de almenas, y los cubos de sus ángulos, revestidos con capacetes escamados también, hicieron decir que parecía un guerrero armado de todas armas. Su agudo cimborio es el yelmo, y el gallo de la veleta le sirve de cimera y de penacho.

En el interior de tan ruda fábrica hállanse todas las delicadezas del sentimiento. (Lo mismo acontecía con los férreos paladines de aquella edad.) Allí hay sepulcros finísimos, góticos, llenos de exquisitas labores; allí místicas pinturas del Renacimiento, o sea de cuando el Renacimiento no era todavía pagano; allí santos sobre los capiteles; allí preciosos trípticos; allí un claustro digno de la ciudad de Pisa. Allí se ve también el retablo de Nicolás Florentino que nos recomendó el académico, con treinta y tantos cuadros de la Vida de Jesús (y su fecha de 1442). Y allí, por último, sobre el dicho retablo, en el cascarón de la bóveda, hay un Juicio final verdaderamente dantesco, que parece concebido por Giotto. ¡Aquel grupo de resucitados blancos que sube hacia la diestra del Dios Padre, y aquel otro grupo de resucitados negros que marcha lúgubremente por la siniestra, son interesantes y bellos hasta lo sumo para los que en el arte buscamos algo más que forma o postura académica y realidad anatómica!

De lo dicho se infiere que la Catedral Vieja (tan genuinamente bizantina por fuera, como se nos había dicho) tiene por dentro muchos perfiles góticos; y ahora añado que esto no ocurre sólo en sus accesorios postizos, sino también en la estructura misma de miembros principalísimos de su fábrica. Por todas partes apunta allí lo ojival y hasta lo latino del Renacimiento. Vense además pilastras cuadradas, románicas y no bizantinas, mezcladas con columnas, formando grupos híbridos sobre basas redondas y sosteniendo indistintamente arcos u ojivas, lo cual me pareció muy expresivo y simbólico, dado que trajo a mi imaginación aquellos siglos de la Iglesia en que el Oriente y el Occidente estaban del propio modo confundidos en el sentimiento cristiano

2 DIAS EN SALAMANCA_P._A. Alarcon.pdf
 
Fuera ya de ambas Catedrales, las contemplamos todavía largo tiempo y a cierta distancia, admirando el grandioso golpe de vista que ofrecen juntas y como en anfiteatro sobre la colina en que se asientan. Parece aquello una montaña arquitectónica, como las labradas por los indios del Himalaya.
Al propio tiempo veíamos en otros lados y en vasto panorama el enorme Colegio de San Bartolomé (hoy Gobierno civil), con su gigantesco pórtico greco-romano; la suntuosa Iglesia de Santo Domingo, dominando gallardamente otra colina y reflejando la luz del sol en su cúpula cuadrada y roja; la cúpula y las torres de los Jesuítas; la gran mole de la Universidad, y otros colosales edificios de piedra. ¡Era un cuadro verdaderamente cesáreo, de olímpica grandiosidad!... Era una nueva justificación del dictado de Roma la Chica que lleva Salamanca.
2 DIAS EN SALAMANCA_P._A. Alarcon.pdf


 Porque debo advertir que aquella augusta decoración, en su magnífico y vistoso conjunto, no tenía carácter gótico, castellano ni leonés, bien que algunos de sus componentes fueran de estilo ojival. ¡Salamanca es la única ciudad del Norte y del Oeste de España que ostenta dignamente el esplendor

imperial austríaco, de que tan soberana muestra quedó en el Alcázar de Toledo! Y esto sin perjuicio de tener otros aspectos diferentes, como ya hemos notado al examinar sus calles de la Edad Media y sus templos y palacios góticos o platerescos...
¡Salamanca es multiforme!
Ejemplo de esta variedad de sus formas: Por darnos gusto a los que deseábamos contemplar, no sólo monumentos artísticos, sino también cuadros poéticos, la expedición se trasladó desde aquel pasaje de tan majestuosa perspectiva a otro lado de los barrios muertos de la ciudad, bastándonos para ello andar muy pocos pasos. Nos encontramos, pues, de pronto, en unas plazuelas y calles completamente solas {calle del Silencio se llamaba una de ellas), donde no vivía nadie ni parecía haber corrido el tiempo desde el siglo XV.Aquélla era, en verdad, la Salamanca fantástica que recorrió el D. Félix de Montemar de Espronceda, cuando iba en pos del blanco espectro de Doña Elvira...
 
Del barrio sin gente en que vivió Doyagüe saltamos al Convento de Santo Domingo, o sea a San Esteban (que ambos nombres tiene aquel renombrado monumento); y digo "saltamos", porque Santo Domingo se alza en otra colina, frente por frente de la que acabábamos de recorrer.

Nada más vistoso que la perspectiva de aquella gran casa de los opulentos Dominicos. Su fachada, recargadísima de adornos, marca la transición del gótico al plateresco, y luce todas las galas y fantasías de este singular estilo, medio gentil y medio cristiano.

Muchísimo que admirar nos ofrecieron también el interior del templo, su sacristía, y, sobre todo, el claustro, obra magistral del mismo período del Renacimiento, restaurada modernamente; pero no fatigaré aquí a mis lectores con nuevas descripciones arquitectónicas, pues basta por hoy a mi objeto recomendarles que no dejen de estudiar muy despacio a Santo Domingo el día que visiten a Salamanca. Conque vamos a otra cosa.

En este convento estuvo preso tres días San Ignacio de Loyola, y luego veintidós en la cárcel; todo ello siendo estudiante y seglar, hasta que se examinaron y absolvieron por varones doctos algunas doctrinas, que al principio parecían heréticas, del que había de acabar siendo fundador de la Compañía de Jesús y santo canonizado por la Iglesia...

Cupo, en cambio, a este mismo convento (según la tradición y según muchos libros, que algunos crueles eruditos comienzan ya a desmentir...) la alta gloria de albergar a Cristóbal Colón el invierno de 1486 a 1487, con motivo de hallarse también en Salamanca los Reyes Católicos. Sala de Colón se llama todavía (¡y con qué profundo respeto la visitamos nosotros!) aquella en que se dice fue escuchado el ilustre genovés por los Padres Dominicos y por varios Doctores de la Universidad, los cuales (especialmente los primeros) se entusiasmaron mucho oyéndole, y lo alentaron con su protección más decidida, que le valió al cabo la del Maestro Fr. Diego de Deza, "al cual y al Convento de San Esteban o de Santo Domingo de Salamanca (son palabras del mismo Colón transmitidas por Fray Bartolomé de las Casas) debieron los Reyes Católicos las Indias". Por eso (concluyen diciendo la tradición y los libros en que yo todavía creo) el gran navegante puso el nombre de Santo Domingo a la segunda isla que descubrió, como homenaje de gratitud al varón sabio y a la insigne Orden que más protegieron su empresa. Tiempo es ya, por tanto (agrego yo), de que los poetas liberales reparemos



2 DIAS EN SALAMANCA_P._A. Alarcon.pdf

. bien en lo que decimos cuando se nos ocurra hablar de los frailes y doctores de Salamanca con referencia al sublime proyecto de Cristóbal Colón... ¡La fantasía no debe llegar hasta el falso testimonio!

Por último: el Convento de San Esteban o de Santo Domingo encierra, entre otros grandes recuerdos, la sepultura del eminente Padre Soto, que tanto lució en el Concilio de Trento.Y ese fue el tema constante de nuestra conversación en tanto que visitábamos el Museo Provincial, establecido hoy allí por la muy celosa y entendida Comisión de Monumentos salmantina, digna de disponer de más fondos...

Desde Santo Domingo bajamos hacia el río Tormes, pasando por un barrio en ruinas, en el cual hubo, hasta los tiempos de Enrique IV, un antiquísimo Alcázar Regio, que los monárquicos salmantinosde entonces juzgaron oportuno destruir,con anuencia del mismo Rey, para que no lo ocupasen los rebelados nobles. En aquella parte de la ciudad estuvo también la Judería.

Salimos al fin de la población por la puerta llamada de Aníbal, bajando una pendientísima cuesta
hasta llegar al famoso Puente Romano. ¡Cartago! ¡ Roma!... ¡ Todas las grandezas históricas van unidas a la de Salamanca! El Tormes sabe tanto de mundo como el Tíber.

El nobilísimo río español llevaba aquella tarde bastante agua, y sus orillas, cubiertas de acacias y de otros árboles, no carecían de encanto ni de belleza...
De entre lo más espeso de aquella pintoresca fronda salían mansamente el arroyo Zurguén, que baja de las históricas alturas de Arapiles y penetra en el Tormes, después de haber regado el precioso valle cantado por Iglesias y por Meléndez Valdés.

El Valle de Zurguén y las Praderas de Otea, lindantes también con Salamanca por el otro lado del río, son la Arcadia de la poesía pastoril española...
Venid, venid, zagalejos,
Que al Zurguén sale Amarilis...

decía Iglesias. Y casi en los mismos años denominaba Meléndez a su amada:

La gloria del Tormes,
La flor del Zurguén.
En cuanto al Puente, construido, dicen, por Domiciano, restaurado por Trajano y recompuesto más  tarde por nuestro Felipe IV de Austria, mide 176 metros de longitud y cerca de cuatro de anchura. Por él pasaba la calzada romana de la Plata, que iba de Mérida a Zaragoza.
 
Nos dirigíamos a ver una de las primeras maravillas arquitectónicas de Salamanca, o sea el famoso Colegio del Arzobispo, hoy todavía habitado por estudiantes irlandeses.

Para ir a él pasamos por un barrio feísimo, triste y solitario, compuesto de irregulares casuchas, hechas con escombros de insignes ruinas... ¡Oh profanación!... Piedras de diferentes arcos, nobles columnas tomadas de acá y de allá, maderas sueltas de antiguos artesonados, y otros restos de soberbias construcciones, habían servido para zurcir aquellos pobres edificios. Barrio de las Peñuelas de San Blas, nos dijo un muchacho que se llamaba el tal paraje.

Y luego supimos por los arqueólogos de Salamanca (pues en aquella excursión íbamos solos los cuatro huéspedes del Hotel del Comercio} que aquel barrio y el contiguo de San


 Francisco, así como todo el lado de Poniente de la población, fueron asolados por los cañones franceses (y también por los ingleses) durante la guerra de la Independencia.Había allí magníficos conventos, suntuosas iglesias, monumentales colegios y grandiosos palacios; entre los colegios figuraban los de

iCuenca y de Oviedo, de cuya hermosura hablan muchísimos libros: ¡ y todo fue destruido por nuestros enemigos y por nuestros aliados!.

En el susodicho barrio de las Peñuelas hay una antigua calle cuyo azulejo dice: "Calle de los Moros o de Cervantes", por creerse (no unánimemente) que el autor de Don Quijote y un MIGUEL DE CERVANTES que de los registros universitarios aparece matriculado en Filosofía y viviendo en la calle de los Moros a mediados del siglo XVI, son una misma persona... De un modo o de otro, el autor de La Tía Fingida debió de residir alguna vez en Salamanca, pues la descripción que en aquella novela hace de la población flotante de la ciudad del Tormes y de sus usos y costumbres es demasiado gráfica y pintoresca para no estar tomada d'aprés nature, "Advierte, hija mía (dice doña Claudia a D.a Esperanza)
 
Tócame ahora decir algo de los estudiantes irlandeses, con tanto más motivo cuanto que, estando todavía nosotros en aquel magnífico patio, bajaron de dos en dos la amplia escalera del edificio, seguidos de un sacerdote; pasaron a nuestro lado, mirándonos con disimulo y poniéndose más encarnados que la grana, y se dirigieron a la contigua iglesia. Eran catorce, todos rubios como unas candelas, y corpulentos y sanos a fuer de legítimos hijos de la verde Erín. Su edad variaría entre diez y seis y veinticuatro años.

Aquellos escolares simbolizaron a mis ojos un tributo de respeto y de agradecimiento que la católica Irlanda sigue pagando a la nación católica por excelencia. Fundó el Colegio de jóvenes irlandeses (albergándolos entonces en otro edificio) el Rey D. Felipe II, cuando la intolerancia protestante en las Islas Británicas era tan feroz como la intolerancia católica en nuestra tierra, y tuvo por objeto facilitar la enseñanza de la Sagrada Teología a los hijos de los emigrados irlandeses que se refugiaban en la Península, perseguidos de muerte a causa de sus creencias religiosas. Pero hoy, que en el Reino Unido de la Gran Bretaña hay libertad de cultos y muchos Seminarios católicos, es de una especie de tradición piadosa esta no interrumpida costumbre de algunas casas irlandesas de enviar a Salamanca a sus hijos para que cursen las ciencias eclesiásticas.

Con tal motivo recordamos allí nosotros las muchas familias españolas que tienen apellido irlandés, como descendientes de emigrados de aquella isla establecidos en nuestro suelo, y algunos de cuyos individuos figuran noblemente en la historia de España. Salieron, pues, a relucir los O'Donnell, los O'Reilly, los O'Ryan, los O'Connor, los O'Daly, los O'Shea, los O'Farril, los O'Kelly, los O'Neil, los O'Callagan, los O'Mulryan y todos aquellos cuyo apellido principia con O y apóstrofo, así como otros que tienen diferentes iniciales.

2 DIAS EN SALAMANCA_P._A. Alarcon.pdf

. De la Plaza del Águila pasamos a la de Monterrey, y nos encontramos frente a frente del magnífico palacio de este nombre, que es otra de las maravillas de Salamanca, según podéis ver en los escaparates de los fotógrafos de esta villa y corte, y que sirvió de modelo para el Pabellón Español de la Exposición de París de 1867.

 Huimos, pues..., bien que jurándonos volver al cabo de pocas horas. Y no huíamos ya solamente para que no se enfriara el almuerzo, sino porque nos aturdía aquella rápida sucesión de emociones, tanta nueva belleza, tanta poesía, tanta historia, tanto portento de diverso orden como llamaba nuestra atención por todas partes y a un mismo tiempo. ¡Necesitábamos descansar, hacer algunos apuntes, descargar nuestra memoria!...

Desde allí nos fuimos al Palacio de Monterrey, del cual ya he dicho que sirvió de modelo para el Pabellón Español edificado en la Exposición de París de 1867.

De tal Palacio no existe, ni creo que haya existido nunca, más que un lado o ala, con dos torres, bien que estén construidos los arranques de los otros lados. Es plateresco a la italiana, lo cual quiere decir que el escultor luce más que el arquitecto, y excitan, sobre todo, la admiración su preciosa crestería, formada de figuras grotescas, los leones y demás animales que sostienen grandes escudos, una hermosa cornisa primorosamente labrada, y sus elegantes ventanas y balcones, cuyas tallas son modelo de gracia y delicadeza. El conjunto resulta alegre, profano, lujoso, bellísimo, como una fiesta de Verona o de Ferrara en el siglo XVI.

 Construyóse en el reinado de Felipe II, y pertenece al Duque de Alba, en su calidad de Conde de Monterrey. Hoy sirve casi todo de granero, y en su recinto, que visitamos con los amables hijos del Administrador, allí domiciliado, no hay nada que aprender ni que imitar; pero sí mucho que mueva a compasión y lástima. En cambio, las vistas que se descubren desde lo alto de sus torres son asombrosas.
 
 Recorriendo de nuevo aquel suntuoso barrio monumental, que tanto nos había entusiasmado la mañana anterior, y al pasar por la calle de Bohordadores (llamada así porque en ella se hacían los bohordes para los caballerescos juegos de cañas, pero cuyo azulejo dice hoy malamente: "calle de Bordadores") vimos una antigua casa, triste, bella, cerrada, en cuya primorosa fachada plateresca había un busto, con bonete y capa muy bordada y lujosa, el cual representaba, según pudimos leer, al severissimo Fonseca, patriarcha alejandrino.

 —¿Qué casa será ésta? —nos preguntamos.

—Esa es la Casa de las Muertes... —respondió
una huevera que pasaba por allí a la sazón—. No
llamen ustedes, que ahí no vive nunca nadie.

—¿Y por qué?

—Porque ahí hubo siete muertes... —replicó la mujer con acento lúgubre.

Nosotros nos miramos muy regocijados, y proseguimos el interrogatorio...

Pero la huevera no sabía más.

Había, sin embargo, que averiguar el resto, y, efectivamente, aquella tarde supimos por nuestros amigos los anticuarios de Salamanca que el nombre de Casa de las Muertes le venía a aquel edificio de la circunstancia de haber ostentado, entre los adornos de su portada, hasta hace muy poco tiempo, varias calaveras de piedra, borradas al fin por el terror de la plebe; que, ciertamente, había dado la casualidad, hace veintiséis años, de que una mujer que vivía sola en aquella casa de tan fúnebre nombre, fuese asesinada misteriosamente, cosa que al vulgo le pareció sobrenatural, y que, por resultas de todo esto, nadie ha vuelto a pisar aquellos umbrales, si se exceptúan dos comandantes de Carabineros y un jefe de Estadística, forasteros todos, que vivieron allí breves temporadas... sin que les ocurriese ningún percance...

¡Triste condición humana! ¿Por qué ha de ser
siempre más poética la mentira que la verdad?

. De lo demás que vimos (regresando ya hacia el hotel, pues, a fuer de mortales, también teníamos precisión de almorzar aquel segundo día), sólo citaré y recomendaré la Iglesia de las Agustinas, correspondiente al convento del mismo nombre.

Es aquél el mejor monumento de estilo grecoromano que encierra Salamanca. Sus elementos griegos pertenecen al orden corintio, y todo el templo, aunque edificado a la mitad del siglo XVII, según lo demuestran algunos detalles poco clásicos, tiene la grandiosa sencillez y armonía de proporciones que constituyen el mayor mérito de este género de arquitectura. La cúpula es copia exacta de la de El Escorial, aunque no tan gigantesca.

En el retablo del altar mayor hay un notabilísimo cuadro, de que con razón están orgullosos los salmantinos aficionados a las Bellas Artes. Es una Virgen de la Concepción, de tamaño natural, pintada por el Spagnoletto, y, sin embargo, dulce, suave, tierna, ideal; rodeada de ángeles de rostro inocente, y anegada, por decirlo así, en la placidez de la divina gracia... Más claro: es una Virgen de la Concepción que nadie hubiera creído pudiese pintar el austero y sombrío autor del Jacob, de los martirios de San Bartolomé y San Esteban, del Apostolado y de todas las demás enérgicas y terribles obras que constituyen la gloria especialísima de nuestro inmortal Ribera.

 Quien recuerde otras Vírgenes y otros ángeles pintados por él, y se haya asombrado, como nosotros, al considerar hasta qué punto negó la Naturaleza a tan soberano artista el don de crear tipos afables; quien se haya asustado al ver aquellas Marías tan duras, ásperas y feroces, y aquellos niños de tan salvaje y desapacible aspecto, comprenderá toda la verdad e importancia de lo que digo. Es, por consiguiente, la Virgen que vimos en Salamanca un dato curiosísimo de la historia del arte y de la historia de Ribera, pues hay que advertir que no cabe duda alguna respecto de su autenticidad, ya porque así resulta de incontestables documentos, ya porque, en medio de su santa alegría y pudorosa mansedumbre, aquel cuadro ostenta, en cuanto lo consiente la índole del asunto, toda la intensidad y brío de color del Spagnoletto; su manera, su estilo, su genio, su carácter.
 
 Después de almorzar hicimos algunas indispensables
visitas de despedida, entre ellas la del sabio y virtuoso Obispo de la diócesis, antiguo Canónigo de Granada y actual adorno del Senado español, Sr. Martínez Izquierdo.

Cumplidos tan gratos deberes, fuimos a visitar, acompañados de los eruditos salmantinos que ya conocéis, la renombrada Casa de la Salina, sita en la calle de San Pablo, y llamada así por haber servido modernamente de almacén de sal.

Caminando hacia ella nos refirieron la tradición que corre muy válida acerca del origen del edificio ; y como es digna de que la conozcáis, y yo no quiero poner ni quitar nada en tan delicado asunto, voy a transcribirla puntualmente, tal como la publicó hace años el señor D. Modesto Falcón, individuo correspondiente de la Real Academia de San Fernando, secretario de la Comisión de Monumentos de Salamanca, etc., etc.

Dice así: "Parece que en los últimos años del siglo X V llegó a Salamanca la Corte, y con la Corte, muchos grandes, prelados, damas y caballeros. Contábase entre éstos el poderoso don Alfonso de Fonseca, hijo natural de esta ciudad, oriundo de una noble familia, y que más tarde ocupó la Silla arzobispal de Santiago, recibiendo la dignidad de Patriarca de Alejandría, con la que más comúnmente es conocido en la Historia. El Ayuntamiento, según costumbre, proporcionó digno hospedaje a la Corte, puesto que, de acuerdo con la nobleza de la ciudad, hizo que los grandes, los prelados y las damas hallasen acogida entre las familias más distinguidas. Olvidó, sin embargo, dispensar el mismo agasajo a una señora llamada D.a María de Ulloa, gallega, según dicen, de nacimiento, y amiga, según cuentan, de Fonseca, y resentido por aquella exclusión, casual o intencionada, el caballero, dice la tradición, juró que la dama había de poseer el mejor palacio de Salamanca. El palacio, con efecto, se construyó, y la tradición quedó unida a su fábrica.

 "Si la tradición se muestra veraz en todo lo que relata, no seremos nosotros quien lo afirmen ni lo nieguen rotundamente; pero nuestra imparcialidad nos obliga a decir que se parece mucho a la verdad. El poderoso Patriarca de Alejandría había tenido

. un hijo en su juventud, como él Alfonso de nombre, y que, como él, llegó a ser con el tiempo Arzobispo; y aunque las historias suelen confundirlos por las circunstancias de ser ambos Arzobispos, ambos Fonsecas de apellido, ambos A l fonsos de nombre, y ambos, en fin, patronos de grandes fundaciones, fácil es distinguirlos cuando en ellos se para bien la atención.

"La Casa de la Salina se fundó en los últimos años del siglo XV, en que tuvo lugar la tradición referida. Los escudos de cinco estrellas que en la fachada, en el interior y por todas partes del edificio se encuentran, no dejan lugar a dudas sobre la familia a que pertenecía el fundador. El escudo es de los Fonsecas...

"Nada se sabe de los artistas que labraron este monumento; pero como por la misma época, y con pocos años de diferencia, se fabricaban también la fachada plateresca de la Universidad, el convento de San Esteban y otra porción de edificios, los mejores precisamente de la ciudad y cuya decoración es tan semejante, puede presumirse que anduvieron en él las mismas manos que esculpieron los demás. Si no fueron Sardina, Ceroni o Berruguete, fueron discípulos o compañeros suyos.

" Hasta aquí el Sr. Falcón. Ahora debo yo decir,  como obsequio debido a la verdad, que son irrebatibles de todo punto las obvias razones que aduce otro autor (D. J. M. Quadrado) para demostrar que esa tradición ha confundido tiempos, cosas y personas. "Que la casa se labró por los Fonsecas (dice) lo acreditan los blasones de cinco estrellas colocados sobre las ventanas de la izquierda y en los ángulos de la fachada; mas lo avanzado del Renacimiento, aviniéndose con la noticia de que se empezó hacia 1538, desmiente la tradición que enlaza su origen con la memoria del Patriarca de Alejandría, fallecido en 1512...". A lo cual pudo añadir el Sr. Quadrado que Berruguete, educado en Italia, no regresó a España hasta 1520, y que Sardina floreció mucho después.

Sea de todo ello lo que quiera, y ciñéndome yo a mi papel de cronista y de fotógrafo, diré que la Casa de la Salina, en medio de lo mucho que la han deteriorado el abandono en que estuvo largo tiempo y bajo el empleo a que se la destinó después, y no obstante las recientes profanaciones de que ha sido objeto al tratar de convertirla en casa moderna, cerrando nobilísimos arcos y poniendo en su lugar
 
 En la misma calle de San Pablo, número 84, hay otra casa célebre, no ya por su estructura artística, sino por la rara e interesantísima historia que recuerda. Llámase, por singular antífrasis, Casa de las Batallas, cuando debía llamarse Casa de las Paces, dado que en ella las pactaron y juraron dos bandos ferocísimos que durante mucho tiempo cubrieron a Salamanca de sangre y luto. "Ira odium generat, concordia nutrit amaren", dice una inscripción sobre el arco de la puerta de aquella casa desde el día que se firmaron allí las mencionadas paces.

Todo esto se refiere a la terrible historia de Doña María la Brava, de que ya hicimos conmemoración en el Corrillo de la Hierba, y de la cual voy a daros dos versiones a cual más interesantes.

 Dice el ya citado D. Modesto Falcón: "El drama comenzó en un juego de pelota. Dos jóvenes, hijos de la noble familia de los Manzanos, mataron en una contienda suscitada sobre el juego a otros dos jóvenes, muy amigos suyos e hijos de la familia de los Monroy. La madre de éstos, D.a María Rodríguez, buscando a los agresores y hallándolos en tierra de Portugal, adonde se habían refugiado huyendo de la justicia, tomó sangrienta venganza en ellos, cortándoles las cabezas y entrando con ellas triunfante en Salamanca. A su vez, los deudos de los Manzanos, indignados de aquella bárbara acción, quisieron ejercer represalias semejantes, y agrupados los Monroy en torno a D.a María, defendieron a la vengativa madre, arrastrando unos y otros a muchos parciales. Los bandos en que se dividieron, y que tomaron por nombre a las parroquias de Santo Tomé y San Benito, donde las irritadas familias enemigas tenían sus casas solariegas, duraron cuarenta años, sembrando la desolación y el espanto en la ciudad y enrojeciendo muchas veces de sangre sus calles. Impotentes fueron el Obispo, el Cabildo, las autoridades y el mismo Conde de Benavente, que intervinieron en la contienda, para poner fin a aquella terrible lucha, que fomentaban las discordias civiles. San Juan de Sahagún, más feliz que las autoridades, se interpuso entre los combatientes y logró atraerlos a una concordia."

La segunda versión, más trágica y animada que ésta, es la que figura en Recuerdos y Bellezas de España, y dice del siguiente modo: "Sobre un lance del juego de pelota trabaron contienda dos hermanos de la familia de Enríquez de Sevilla con otros dos de la de Manzano *: aquéllos sucumbieron en la atroz refriega, y fueron llevados exánimes a la casa de su madre. Doña María Rodríguez de Monroy no lloró sobre los cadáveres de sus hijos; nada dispuso acerca de su sepultura; silenciosa, sombría, fingiendo



2 DIAS EN SALAMANCA_P._A. Alarcon.pdf

. temer por sí, salió acompañada de criados y escuderos para su lugar de Villalba; pero a la mitad del camino les anunció resueltamente que no era fuga, sino venganza lo que meditaba; y asociándolos con terrible juramentó a su plan, los condujo a Portugal, donde se habían amparado los homicidas. Dónde y cómo los sorprendió, si fue en Viseo, de noche, derribando las puertas de su posada, no queda bien averiguado; lo cierto es que a los pocos días volvió a entrar en Salamanca, animosa y terrible, al frente de su comitiva, enarbolando en las puntas de las picas las cabezas de los dos Manzanos; y a guisa de ofrenda expiatoria, más digna del altar de las Euménides que de una tumba cristiana, las hizo rodar
por las recientes losas que en la iglesia de San Francisco, o en la de Santo Tomé, cubrían los restos de sus hijos. Poco sobrevivió a esta feroz proeza, que le valió el epíteto de Doña María la Brava; pero sí más de un siglo los bandos que de ella nacieron entre los caballeros salmantinos ligados con una u otra familia, a los cuales se dice servía de línea divisoria, rara vez hollada, el Corrillo de la Hierba, explicando este título, allá como en Zamora, por lo solitario y medroso del sitio. No hay, sin embargo, más fundamento para derivar de la expresada ocasión el origen de estas luchas tan habituales en todo el país durante la Edad Media, que para fijar su término (de 1460 a 1478) en los días de San Juan de Sahagún, cuyas fervorosas predicaciones, calmando y no extinguiendo la furia de los ánimos, le acarrearon más de una vez odios y violencias, y, por último, la muerte propinada con veneno. Bajo los nombres de Santo Tomé y San Benito, parroquias que encabezaban los dos grandes distritos de la ciudad, perpetuáronse largo tiempo dichos bandos, recordando aún sus distintos colores y opuestas cuadrillas, en las justas Reales de la dinastía austríaca, los antiguos enconos y reyertas." Y basta ya de anécdotas y de historias, que se hace tarde y tenemos que salir para Madrid antes del oscurecer...

Así dijimos nosotros aquel día, tratando de volver a la Fonda del Comercio; pero todavía fuimos a contemplar, por consejo de nuestros amigos (y de ello nos alegramos extraordinariamente), la Torre denominada del Clavero que hasta entonces sólo habíamos divisado a cierta distancia. Dicha Torre pertenecía antes a un extenso edificio; pero hoy se ha quedado aislada y sola, como padrón conmemorativo de la Edad Media. Su figura es de lo más elegante y gallardo que nos han legado aquellos tiempos. Cuadrada por la parte inferior, conviértese luego en octógona, y resaltan de ella ocho garitas preciosísimas, que la hacen más voluminosa por arriba que por abajo. Los capacetes que cubren
 
 que cubren estas garitas descuellan sobre el cuerpo de la torre, dibujando en el cielo una especie de corona feudal que ennoblece aquel esbeltísimo monumento.

Toda la fábrica es de granito, y mide 28 metros de elevación por seis y medio de anchura. Edificóse en 1484, a expensas de don Francisco de Sotomayor, Clavero de la Orden de Alcántara, y hoy pertenece al Sr. Marqués de Santa Marta. Recientemente han construido en lo alto de ella una especie de templete u observatorio de pésimo gusto; y pues me honro con la amistad de dicho Sr. Marqués, atrévome a suplicarle que mande derribar aquel detestable apéndice, por muy asombrosas que sean las vistas que desde él se disfruten. Los fueros del arte, mi querido D. Enrique, son superiores a los derechos del individuo1.

A todo esto eran las tres de la tarde, y el tren para Madrid salía a las cinco. ¡Demasiado sabía1 Tampoco desoyó este ruego mi amigo el señor Marqués de Santa Marta, sino que, por el contrario, me honró con amables explicaciones, y dispuso que se remediase cuanto pudiera dañar a la histórica Torre. mos lo mucho que nos quedaba que ver!... Salamanca encerraba todavía iglesias, palacios, colegios, casas históricas y otros monumentos, para cuyo examen se requería por lo menos una semana de continuo andar... Pero no podíamos disponer de más tiempo, y, además, estábamos tan rendidos, que teníamos que sentarnos a descansar en los trancos de las puertas, con gran asombro de los transeúntes... ¡Habíamos andado tantísimo en dos días escasos!..
. Emprendimos, pues, la retirada; y ya, desde aquel momento hasta la mañana siguiente, que llegamos a esta Villa y Corte, no hicimos más que recapitular nuestras impresiones de Salamanca... He aquí un sucinto resumen de las mías.

La Universidad ha sido, moral y materialmente, el alma y la vida de Salamanca, la fuente de su grandeza y de su renombre, la ocasión y origen de casi todos sus mejores monumentos. Si hubo allí los famosos Colegios mayores, llamados del Arzobispo, de San Bartolomé (el viejo), de Oviedo y de Cuenca (de los cuales sólo existen ya los dos primeros); si fundaron otros cuatro Colegios las Ordenes militares, y contáronse además infinidad de Colegios menores,


2 DIAS EN SALAMANCA_P._A. Alarcon.pdf

.de Seminarios, de Escuelas, etcétera; si todas las Ordenes monásticas erigieron suntuosos conventos; si los Jesuítas levantaron allí su mejor Casa, y si fue la Ciudad del Tormes mansión predilecta de Reyes y magnates, que la embellecieron con multitud de palacios y de iglesias, todo se debió a aquel foco permanente de sabiduría, a aquel centro que atraía las miradas de Europa, a aquel emporio de la enseñanza, adonde iban a estudiar por millares (y muchas veces acompañados de sus familias) los jóvenes más ricos y nobles de toda España. Cuando Toledo, y Segovia, y Burgos, y Valladolid, y todas las ciudades castellanas decaían; esto es, cuando se hubo entronizado en nuestro suelo la calamitosa dinastía austríaca, Salamanca se libró, por excepción y privilegio, de aquella postración general, que muy luego rayó en indescriptible miseria; y este privilegio y esta excepción fueron también debidos a la perdurable boga de su Universidad, al respeto que infundía, al constante atractivo que ejerció sobre Reyes, Prelados, Grandes, Sabios y hasta Santos, obligándolos a ir a rendirle pleito-homenaje y a enriquecerla más y más con nuevas fundaciones.

De aquí tantos soberbios edificios de los siglos XVI y XVII, y de aquí también el haberse conservado cuidadosamente los de épocas anteriores. Es decir, que la segunda barbarie demoledora de monumentos; la barbarie que en otras regiones de España destruyó, blanqueó, reformó y afeó tantas y tan preciosas obras artísticas en los tiempos que median entre los Reyes Católicos y Carlos III, no llegó a las orillas del Tormes. En cambio, llegaron después otros bárbaros, émulos de los Atilas y Alaricos, y destruyeron dos terceras partes de los edificios monumentales de Salamanca... Refiérome a los franceses y a los ingleses (durante la guerra de la Independencia), y también a los iconoclastas modernos, que tanto y tanto han derribado al grito de progreso y libertad en sus varios períodos de dominación o de anarquía.